A pesar de las discrepancias que puedan existir entre los gobiernos de Estados Unidos y México en diversos temas, la cooperación entre ambos países no dará pasos hacia atrás, ya que la amistad y los lazos son mucho más grandes y fuertes, aseguró la embajadora de la unión americana en el país, Roberta Jacobson.

La representante del país vecino del norte en México destacó que ambas naciones enfrentan retos comunes, como lo son la seguridad y la migración, temas en los que no se puede avanzar solo.

"Me doy cuenta que no podemos enfrentar los problemas del siglo XXI solos, en temas financieros y comerciales o en asuntos de narcotráfico y de seguridad. Son cosas trasnacionales para todos los países, y a mí me parece que hemos profundizado las raíces de la cooperación", señaló.

"Yo creo que no hay un paso atrás, tenemos que cooperar. Ya tenemos retos, cada país tiene sus propios retos, y tenemos retos en la relación bilateral, pero yo creo que la mayoría de la gente estamos trabajando en superarlos, en lograr más cooperación", subrayó.

A unas semanas de que Jacobson deje el país y su cargo como embajadora estadounidense, aseguró que la relación entre México y Estados Unidos es muy fuerte y que si bien hay diferencias, también hay mucho en común, ya que los gobiernos de ambos países buscan lo mismo, el bienestar de sus pueblos.

Ante ello, aseguró que las dos naciones trabajan en conjunto para mantener fronteras más seguras a través de inteligencia y tecnología, lo que permitirá que la migración legal no sólo se mantenga, sino que avance y se incremente el flujo de visitantes de ambos lados.

"Ya no somos vecinos distantes, por razones de familia, de cultura, y de historia. A veces en Estados Unidos olvidamos demasiado rápido, y a veces los mexicanos guardan demasiado su historia, la cual conocen mucho mejor que nosotros. Pero ambos debemos entenderla para no repetir lo malo, debemos avanzar y superarla", aseveró.

Durante su última reunión con medios, la diplomática refirió que ambos países se encuentran más integrados y cercanos, no solamente por su frontera en común, sino porque comparten los mismos valores, y porque en el fondo buscan las mismas cosas.

"Estamos buscando las mismas cosas para nuestros hijos, y por eso en toda América del Norte yo creo que no somos tan distantes ni distintos, todavía somos vecinos, más como familia que como vecinos, y no podemos mudarnos", abundó.

Tras dos años como representante de Estados Unidos en México, la embajadora con 31 años de carrera como diplomática confesó irse satisfecha por lo realizado durante su gestión, en la cual, aseguró, se ha avanzado mucho.

"Me siento satisfecha de que hemos avanzado en la relación. Yo estuve una docena de visitas en México antes, pero vivir aquí, y especialmente como embajadora, es otra cosa, me permitió saber, entender, y aprender muchas cosas de las que no me daba cuenta, como su diversidad no solo en la comida, o su biodiversidad, el clima y la geografía, sino también la identidad estatal o regional que es bastante fuerte", dijo.

Además, explicó que nunca es el momento ideal para dejar un puesto como el de embajador; “claro que este es un momento muy importante, mucha gente dice que es clave para México y punto de inflexión, y estoy de acuerdo, es muy importante. Pero la relación con Estados Unidos no depende de una embajadora o de una persona, tenemos a toda la Embajada trabajando para avanzar en la relación”.

Recordó que ambos países trabajan en temas conjuntos como la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), o regionales como el caso de Venezuela, además de otros globales como la búsqueda del desarme nuclear de Corea del Norte.

“Para mí, después de 31 años como diplomática de carrera, ya es tiempo y no me da pena. Claro que me da pena salir del país como embajadora porque fue el puesto de mi vida. No sé porqué no todos quieren ser embajadores en México, pero para mí fue el sueño, y yo tengo mucha suerte de tener la oportunidad.

“A mí me gustaría regresar como civil en el futuro, pero yo no me puedo quejar después de tener este cargo en mi vida y de tratar de contribuir en una manera pequeña en esa relación. Y como digo siempre, de afuera, de adentro, como ciudadana, yo voy a continuar apoyando esa relación como pueda”, finalizó.