Al entregar por escrito su Informe Anual de Actividades 2017 al Congreso de Nuevo León, la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Sofía Velasco Becerra, reveló que casi las 34 recomendaciones emitidas en ese lapso fueron desatendidas por las autoridades.

Luego de entregar el documento en la sede legislativa, a la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Ludivina Rodríguez de la Garza, expresó que la mayoría de los resolutivos se refieren a eventos policiacos estatales y municipales, a la desaparecida Procuraduría General de Justicia estatal o la Secretaría de Seguridad Pública.

“El año pasado emitimos 34 recomendaciones, son de 2017, ellas están en integración, se están documentando las evidencias, para su total cumplimiento”, dijo en entrevista.

“En el informe lo señalamos claramente, la mayoría son contra la Procuraduría, es quien tiene el mayor número de recomendaciones, las que tienen que ver con Seguridad Pública, casi todas están relacionadas con eventos policiacos”, expresó.

"La mayoría de estas recomendaciones han sido aceptadas, sin embargo, el cumplimiento no ha sido tan efectivo, como nosotros hubiéramos esperado, entonces es parte de lo que nosotros estamos señalando en el informe”, resaltó.

“De las del año pasado, únicamente tenemos dos recomendaciones cumplidas de 34, hace falta que la autoridad le ponga mayor disposición para que se puedan cumplir todos los puntos recomendatorios”, de los cuales muchos quedan pendientes, explicó.

“Lo ideal es que esto se cumpla a la brevedad, en beneficio de las víctimas”, como fue el caso de dos recomendaciones emitidas para la Secretaría de Educación estatal y hacia el municipio de Cadereyta, agregó.

Velasco Becerra manifestó que de 2017 y años anteriores, la CEDH tiene 80 recomendaciones pendientes de cumplimiento, toda vez que en 2016 sumaron 30.

En este contexto, destacó que conforme al modelo estatal de ombudsman, “no da para que la Comisión pueda tener una fuerza coactiva, entonces lo ideal es que de buena voluntad, sean las autoridades las que admitan que hubo violación a los derechos humanos y que tengan disposición de cambiar las cosas”.

“Es necesario que las autoridades tomen conciencia y que sean más empáticas también con las víctimas”, enfatizó la presidenta de la CEDH.

“Acudo al Congreso, en cumplimiento de mi obligación constitucional de entregar el informe de labores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que corresponde al ejercicio 2017, es un documento que contiene todo lo que hizo la Comisión, tanto en las labores de protección y defensa de los derechos humanos, como de las labores de protección”, dijo.