La Cámara de Comercio Regional de San Diego, California, respaldó la renegociación y continuidad del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), al argumentar ante senadores mexicanos que ha sido un instrumento que ha detonado el comercio y el bienestar económico y social en Estados Unidos y México.

Durante una reunión con la Comisión de Asuntos Fronterizos Norte del Senado de la República, el presidente de dicha cámara, Jerry Sanders, subrayó la necesidad de que se mantenga vigente el TLCAN en beneficio de las dos naciones y sus economías.

"Nosotros estamos siempre trabajando en la preservación del TLCAN y continuaremos hablando con nuestros oficiales sobre el impacto positivo que ha tenido el tratado en San Diego y en todo Estados Unidos", dijo en la sede del Senado mexicano.

"Juntos, la Cámara (de San Diego) y el Senado tenemos una relación de trabajo que hace que este progreso sea aún más posible. En un momento de tensión entre algunos líderes políticos de nuestros países, vemos como se han fortalecido nuestros vínculos con el gobierno federal, ahí es donde se hace el trabajo y sabemos que las ciudadanías en ambos lados de las fronteras están unificadas", agregó.

Dijo que gracias al memorándum de entendimiento que se firmó con el Senado el año pasado, se ha logrado impulsar el proyecto de movimiento eficiente de personas que viven, trabajan y disfrutan de la comunidad binacional.

También se logró avanzar en proyectos de infraestructura fronteriza "que son críticos” para ambos países, como un puerto de entrada y en ferrocarriles transfronterizos; se estableció una relación de trabajo con el Senado mexicano que funciona y que ha permitido esos avances, indicó.

Señaló que en la Cámara de San Diego están "muy optimistas" con el TLCAN, e independientemente del desenlace de las negociaciones, estarán comprometidos para mantener las fuertes y sólidas oportunidades de negocios y de proyectos transfronterizos "con nuestros socios en México”.

El senador Héctor Flores Ávalos, presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos Norte, precisó que pese a los desacuerdos que existan, debe prevalecer el intercambio de ideas y soluciones para trabajar en una nueva agenda de cooperación.

Como toda relación, ésta no está exenta de problemas, pero son momentos de resaltar los valores compartidos y encontrar las fórmulas más eficientes para tratar de combatir, de derrotar esos obstáculos que afrontamos.

Reconoció que son tiempos complicados para los dos países, tanto en la política interior como exterior, por ello, dijo, la importancia de reflexionar en los beneficios de construir una relación entre vecinos, amigos y socios.