La candidata independiente a la Presidencia de la República, Margarita Zavala, presentó cinco acciones en materia de seguridad que, dijo, implementaría desde el primer día de su administración en caso de ganar las elecciones del 1 de julio próximo.

Entre ellas se encuentran concentrar recursos en una estrategia de disuasión enfocada al grupo criminal más violento del país, y realizar operaciones encubiertas con locales fachada para atacar las extorsiones, de manera principal en Tampico y en la Riviera Maya.

Así como la creación de corredores carreteros seguros, programas de pacificación en ciudades como Tijuana y León, y operativos especiales contra el feminicidio en lugares como Ecatepec y Puebla.

En su casa de campaña, ubicada en la calle San Francisco de la colonia Del Valle, hizo un resumen de sus últimas actividades de campaña, en las que ha destacado su propuesta de seguridad que contempla la ampliación y mejora de la Policía Federal.

Asimismo, reformar la ley para que se cumpla la justicia y erradicar la violencia a través de la cultura y el deporte, señaló al detallar que todo el programa requerirá 200 mil millones de pesos a lo largo del sexenio.

Cuestionada sobre la similitud de su estrategia y la que llevó a cabo su esposo Felipe Calderón cuando fue presidente, Margarita Zavala acotó que se trata de condiciones distintas en el país y reiteró que lo que se necesita es una presidencia valiente, que enfrente a los criminales y no que les dé amnistía.

Al respecto, su asesor en política de seguridad, Alejandro Hope, mencionó que en caso de que Zavala llegue a la presidencia se realizarían acciones sin importar las condiciones en las que sean recibidas las instituciones por parte de la actual administración, y que no significaría aumentar el presupuesto, así como se piensa invertir 25 mil millones de pesos para incrementar la Policía Federal.

Sobre el tema, entrevistada luego de firmar el Pacto por la Primera Infancia, iniciativa de la asociación civil Un kilo De Ayuda en colaboración con 320 empresas y organismos internacionales, Zavala condenó la violencia registrada en algunas actividades de otros aspirantes al ejecutivo federal, que, dijo, es causada por el discurso de odio.

En ese sentido, hizo un llamado a la sociedad para trabajar por el bien de México a partir del 1 de julio y señaló que la campaña debe ser es un motivo de unidad para todo el país y no de generar violencia.