El movimiento obrero organizado censuró las acciones de violencia que lleva a cabo la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), así como de sus grupos afines.

"Tienen que entender que la contienda electoral se debe llevar en paz y que la población escuche los planteamientos de los cinco aspirantes a la Presidencia de la República", señalan los trabajadores organizados.

Rodolfo González Guzmán, dirigente nacional de la CROM, y Patricio Flores Sandoval, de la CTM, consideraron que los hechos del sábado pasado en Oaxaca, en donde contingentes de la disidencia magisterial agredieron a simpatizantes de José Antonio Meade Kuribreña, no deben ocurrir.

En entrevista, pidieron a Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, quien ya se siente ganador de las elecciones del próximo 1 de julio, que controle a su gente y militantes, y que no se burle de los otros aspirantes, pues aún faltan más de dos meses para las votaciones.

Indicaron que si la campaña presidencial se ha desarrollado en un clima de paz, "no se debe desbordar el favoritismo con promesas falsas y engaños, como lo viene haciendo quien ha perdido dos procesos electorales".

El secretario general de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), González Guzmán, externo que la CNTE no es dueña de Oaxaca ni de otra entidad, pese a que López Obrador les haya prometido que va a derogar la reforma educativa.

Manifestó que las agresiones no deben presentarse en ninguna parte y menos impedir que un candidato a la Presidencia de la República tenga la oportunidad de presentar sus planteamientos.

El secretario de Comunicación de la CTM, Flores Sandoval, criticó el papel chantajista que juega la CNTE, sobre todo ahora, que esta ensoberbecida porque le han prometido de que si gana López Obrador dará marcha atrás a la reforma.

Flores Sandoval pidió al candidato de Morena, PT y PES que deje de utilizar grupos de choque para que el proceso electoral se desarrolle en un clima de tranquilidad y paz social.