Italia no es neutral, sino aliada "coherente"de Estados Unidos y aunque considera “inaceptable” el uso de las armas químicas en Siria, es contraria a una escalada bélica en ese país, declaró hoy el primer ministro en funciones, Paolo Gentiloni.

En una comparecencia ante el Parlamento en la que habló de la situación en Siria, dijo que la respuesta de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia a la utilización de armas químicas fue “motivada y circunscrita".

Italia, precisó, “no es un país neutral que elige de vez en vez aliarse con la Alianza Atlántica o con Rusia. Es un aliado coherente de Estados Unidos”.

Aseguró que a nivel político y diplomático, Roma ha aclarado a sus aliados su rechazo a toda escalada en el conflicto sirio y reiteró que “es imposible encontrar una solución solamente con el uso de la fuerza”

“Creo que no podemos aceptar un regreso a hace 100 años, al final de la Primera Guerra Mundial y legitimar el uso de las armas químicas, no podemos aceptarlo”, subrayó.

Recordó que la ciudad de Duma, que era el último bastión de los rebeldes, “fue objeto de un ataque en el que, según todas las evidencias, se repitió el uso de armas químicas, pobablemente cloro mezclado con gas sarín u otros agentes”.

“Diversas fuentes han confirmado decenas de muertos y cientos de heridos, pero tenemos la certeza de que, desgraciadamente, tras el veto de Rusia a la propuesta del Consejo de Seguridad, fue bloqueada la iniciativa para estabelcer la verdad y las responsabilidades”, argumentó.

Acusó al régimen de Bashar el Assad de haber cometido “crímenes inauditos” y remarcó que durante el conflicto sirio ha prevalecido “la irrazonable lógica del terror, por lo que no me demando sí es razonable el haber usado armas químicas contra el propio pueblo”.

Tras el ataque del sábado pasado de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra objetivos en Siria, Gentiloni aseguró que no fueron usadas bases militares en territorio italiano.