Filmada casi en su totalidad en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Ciudad de México, la película “Lo que podríamos ser” estará dedicada a las víctimas del terremoto del 19 septiembre de 2017, informó su director Javier Colinas.

En entrevista con Notimex, el también productor detalló que el rodaje lo concluyó antes de los sismos; sin embargo, previo a su estreno mundial en el Festival de Chicago, decidió incluir una dedicatoria a quienes murieron.

“Esta es una historia más de las que viviste, gracias por todo lo que nos diste. Frase dedicada al campus y a las víctimas”, expresó Colinas, director también de la cinta “El cumple de la abuela”.

Aunque reconoció que la pérdida de vidas en el campus es triste, dijo estar convencido de que este largometraje dejará una memoria gráfica de lo que fue este instituto, luego de que se anunciara su demolición.

Respecto al programa que implementó para el rodaje, llamado “Peliculísimo”, dijo que buscó ser un impulso a talentos jóvenes, por lo que se les dio la oportunidad de colaborar en la producción.

Detalló que 90 por ciento del crew eran estudiantes de la carrera de Ciencias de la Comunicación (ahora Medios Interactivos) y el resto las cabezas de departamentos y profesionales.

Compartió que "el espíritu de este proyecto era que los estudiantes de la carrera de Ciencias de la Comunicación pudieran trabajar en una producción real y se enfrentaran a los retos de tiempo, de los horarios de los actores y exigencias de un largometraje real, con actores profesionales.

“Siempre buscando derrumbar paradigmas referentes a la dificultad de hacer las cosas y seguir nuestros sueños. Yo no vengo de ninguna familia que tenga vínculos con el cine, ni tengo contactos. Yo llegué sin saber ni conocer a nadie, he ido abriéndome camino con mucho trabajo, ha sido difícil obtener oportunidades sin tener relaciones, pero aquí estamos”, agregó.

Y es que para el cineasta es importante que los jóvenes se involucren de manera profesional mientras estudian y no cinco años después de que terminaron la carrera, pues así podrán descubrir si es su verdadera vocación o no, e irse conectando.

“El resultado fue mágico, ya que casi todos los que colaboraron con nosotros se siguen dedicando al cine de alguna manera”, indicó Colinas, quien desea estrenar su película este año en México.

Protagonizada por Luis Ernesto Franco y Sophie Alexander-Katze, la cinta aborda la historia de “Santiago”, un estudiante enamorado perdidamente de su profesora de apreciación cinematográfica, quien luego de un tórrido romance termina descubriendo el verdadero amor en una compañera de clase.