El subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker Pineda, llegará a Bruselas, Bélgica, para integrarse a los trabajos de negociación del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y México (TLCUEM) y buscar un acuerdo en los próximos días.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, afirmó que Baker Pineda sostendrá reuniones con el comisario europeo de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, para analizar los seis o siete temas pendientes en la modernización del acuerdo comercial, vigente desde el año 2000.

“Ellos nos dirán si hay condiciones para que vayamos a resolver los temas más delicados, que son dos o tres, antes de concluir esta semana”, sostuvo durante su participación en la LXX Asamblea General Ordinaria de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero).

Por su parte, el integrante del Cuarto de Junto y tesorero de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas (CNOG), Salvador Álvarez Morán, dijo a Notimex que tanto México como Europa perfilan un posible cierre del tratado esta semana.

De ahí que Guajardo Villarreal acompañará al presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto, a Alemania para inaugurar la Feria de Hannover, considerada la más importante en materia industrial a nivel mundial, comentó.

La feria se llevará a cabo del 22 al 27 de abril y México es el primero de América Latina en ser elegido como “país invitado”, cuya distinción le permitirá mostrar todas sus fortalezas en materia industrial, innovación y tecnología.

Este lunes, el titular de la Secretaría de Economía insistió en que la reunión de alto nivel dependerá de lo que determinen Baker Pineda y Phil Hogan.

Señaló que si bien el posible cierre del TLCUEM estaba previsto para finales de 2017 o en los primeros de meses de 2018, “la verdad es que no logramos terminar” y el retraso fue porque se incluyó el tema automotriz.

En tanto, Álvarez Morán recordó que entre los temas pendientes se encuentran los de comercio de bienes, reglas de origen y propiedad intelectual, en el cual están las indicaciones geográficas o denominaciones de origen, como son conocidas en México.

Comentó que en el capítulo agropecuario aún siguen pendientes la leche, los quesos y la carne de res, pues los europeos buscan acceso total al mercado mexicano con estos productos.

Esto afectaría al mercado nacional porque demandan un cupo de importaciones de 100 mil toneladas de leche en polvo, 61 mil toneladas de quesos maduros y semimaduros y 15 mil para quesos frescos, acentuó.

“Ellos están pidiendo apertura similar al TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) y nuestra posición es la de tener igualdad de oportunidades de aquí para allá”, puntualizó.