El procurador general de Colombia, Fernando Carrillo, pidió al Ministerio de Defensa suspender por 30 días la ejecución de recursos asignados a gastos de reserva de las Fuerzas Militares, por presuntos actos de corrupción.

Recordó que desde el 5 de abril la Procuraduría General inició "una inspección especial al Comando General de las Fuerzas Militares, en desarrollo de la indagación abierta el 11 de diciembre de 2017, por presunto desvío de recursos de los gastos reservados, seguimientos ilegales, uso de información secreta y otras actividades no ajustadas a la ley”.

Por la gravedad de los hallazgos por parte del equipo de investigación, se solicitó al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, que suspenda hasta por 30 días la ejecución, disposición, uso o entrega de los recursos de la cuenta de gastos reservados asignados a la Regional de Inteligencia Militar Estratégica Conjunta (RIMEC), adscrito a la jefatura de inteligencia y contrainteligencia de las Fuerzas Militares.

En estos 30 días se deben adoptar “medidas de control adicionales, previas y suficientes, que garanticen el manejo de dichos recursos conforme al ordenamiento jurídico vigente. Se le pide al ministro que informe sobre las medidas adoptadas”.

El Ministerio Público ha reunido "elementos probatorios que llevarían a establecer la posible participación de doce miembros de las Fuerzas Armadas, siete oficiales y cinco suboficiales”.

La Procuraduría General agregó que realizará “una nueva inspección especial en el Comando General de las Fuerzas Militares, el Comando Conjunto de Inteligencia y la jefatura de Inteligencia y Contrainteligencia del Comando General de las Fuerzas Militares”.