En su regreso a México, la cantautora estadounidense Gretchen Parlato triunfó en el Lunario del Auditorio Nacional, donde sorprendió a sus seguidores mexicanos con la fusión del jazz y el bosanova brasileño, que inundó el ambiente de sensualidad y alegría.

A las 21:30 horas, la hija del también músico Dave Parlato salió al escenario para recibir la ovación de su público que la esperaba ante la larga ausencia en tierras aztecas, que por fin llegó a su fin esta noche.

La artista creativa se hizo acompañar del guitarrista brasileño Marcel Camargo; el baterista Leonardo Acosta y el violonchelista armenio Manukyan Artyom, quienes junto a la voz de Gretchen atraparon la atención de la concurrencia, que desde su mesas gustaba y degustaba la música y los alimentos.

Entre los fans de la originaria de los Ángeles California, Estados Unidos, se encontró el integrante del dueto Sin Bandera, Leonel García, quien aseguró que  "estoy cumpliendo mi sueño de verla y sentirla en vivo a través de su obra musical; porque es interesante y precisa, al mismo tiempo tierna y talentosa, una cantante fuera de lo común".

La joven cantante externó en el micrófono el agradecimiento por lo bien que la han tratado los mexicanos y sobre todo por esos fans que llenaron el Lunario del Auditorio Nacional.