– La vicecoordinadora de los diputados de Nueva Alianza, Mirna Isabel Saldívar Paz, alertó que de, acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), en 2017 el fraude cibernético en México creció 89 por ciento respecto al año anterior.

Comentó que esas cifras permiten observar un notable incremento, ya que se pasó de 836 mil 532 quejas de fraudes cibernéticos presentadas durante el primer semestre de 2016, a un millón 577 mil 987 en 2017.

A ello, dijo, se suman los señalamientos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en cuanto a que el robo de identidad es una tendencia que ha ido en aumento desde 2015.

“Las estafas que se utilizan en la red para realizar transacciones ilícitas pueden cometerse en diversas modalidades, como aceptar algún correo basura o spam, o a través de la práctica conocida como phishing, acción que sucede cuando un tercero se hace pasar por una institución financiera y solicita a los usuarios el ingreso de datos”, argumentó.

Saldívar Paz añadió que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló en 2016 que el delito relacionado con el robo de identidad y usurpación de personas es el que cobra mayor número de víctimas a nivel mundial, y mencionó que según datos del Banco de México (BM), México ocupa el octavo lugar mundial en este tipo de delitos.

Exhortó a los usuarios de Internet a tomar medidas de seguridad y de prevención que salvaguarden sus datos personales y eviten el robo de identidad.

En un comunicado, la también integrante de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados indicó que, ante la creciente digitalización de la banca y la aportación de datos en las redes sociales, la ciudadanía también debe de coadyuvar en la protección de su información.

Mencionó que entre las acciones que pueden tomar se encuentran cambiar esporádicamente las contraseñas de acceso a servicios bancarios en línea, no vincular cuentas entre redes sociales, colocar los perfiles de usuarios como privados, descargar antivirus para evitar cookies en las cuales sean encriptadas las contraseñas de navegación y no abrir correos sospechosos.