El candidato a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México por el Partido Humanista (PH), Marco Rascón, se comprometió a  defender la agenda política propuesta por la coalición mexicana de lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero e intersexuales (LGBTTTI).

"Esta agenda la tenemos que impulsar. La hacemos nuestra desde mi posición como candidato a jefe de Gobierno, tanto en debates como en los diálogos y frente a todos los públicos, sean conservadores o no, me comprometo a hacer la defensa de esta agenda y continuar desarrollando una visión incluyente, transformadora y educativa", detalló.

En conferencia de prensa, el candidato humanista reprobó las posiciones políticas conservadoras, excluyentes, de doble moral y violatorias de los derechos humanos por parte de algunos de sus contrincantes.

"Este tema es rigurosamente vigilado por el conservadurismo, con la finalidad de que no exista mayor presencia y participación de ésta comunidad y sus derechos. Hay una determinación, particularmente por parte de los partidos políticos, para impedir posibilidades para la población LGBTTTI", acusó el candidato.

La agenda está dirigida candidatos y candidatas que compiten por los tres mil 416 cargos de representación popular que se votarán el próximo 1 de julio, con la finalidad de que incluyan a las poblaciones LGBTTTI en sus plataformas electorales.

De acuerdo con Patria Jiménez, activista, ex asambleísta y fundadora de la coalición, un 18 por ciento de la población LGBTTTI de todo el país reside en la Ciudad de México o en la zona conurbada, debido a que es la urbe con mayores derechos para la comunidad, aunque aún insuficientes.

Las principales propuestas de la agenda que recibió Marco Rascón por parte de los representantes de la comunidad LGBTTTI, son salud integral y educación que implique capacitación docente, contenido de diversidad sexual en libros de texto y terminar con el acoso escolar.

Asimismo, reformar y adicionar el Código Civil vigente para garantizar el derecho a la identidad de las hijas e hijos de un matrimonio entre personas del mismo sexo e impulsar la promulgación de leyes reglamentarias que garanticen los derechos consagrados en el artículo 11 apartado H de la Constitución Política de la Ciudad de México, relativos a los derechos de las personas LGBTTTI.

También demandan reforzar los convenios de colaboración con los registros civiles de las entidades federativas, o en su caso crearlos, para testar las actas de nacimiento previas a la expedición de un  documento con reasignación de género para las personas transgénero y transexuales, así como reformar el Código Penal vigente en la capital para sancionar de manera específica los crímenes de odio.