Legisladores alemanes y la actriz británica de origen iraní, la activista en favor de los derechos humanos en su país, Nazanin Boniadi, dijeron hoy en Berlín que las violaciones a los derechos humanos en Irán se agudizarán si Estados Unidos se retira del acuerdo nuclear con Teherán.

La conferencia de prensa en que participaron en la capital alemana puso de relieve que el problema de los derechos humanos en ese país se agudizará si el presidente Donald Trump retira a Estados Unidos del acuerdo nucler con ese país del Medio Oriente.

Boniadi es desde hace años activista en favor de los derechos humanos en Irán. Actualmente ha alcanzado nombre internacional por su papel en la serie de televisión "Homeland" y en otras series televisivas y por la relación que sostuvo con el actor estadunidense Tom Cruise.

Los tres legisladores alemanes, también de origen iraní, en la conferencia de prensa fueron el socialdemócrata (SPD), Frank Schwabe, Omid Nouripour del Partido de los Verdes y Bijan Djir-Sarai, del Partido Liberal (FDP).

Los parlamentarios alemanes tienen como punto focal de su actividad política la defensa de los derechos humanos tanto en Alemania como a nivel internacional.

Los cuatro advirtieron que si Estados Unidos se retira del acuerdo nuclear con Irán, los afectados por las sanciones será la población. Las violaciones a los derechos humanos en ese país del Medio Oriente alcanza niveles insospechados, agregaron.

Exhortaron al fortalecimiento de la sociedad civil en Irán, en la que hay corrientes civiles fuertes.

Solo falta un mes para que se cumpla el plazo del 12 de mayo, después del que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tomará una decisión sobre el acuerdo nuclear. En caso de cancelarlo impondrá de nuevo sanciones a Irán.

El legislador de los Verdes, Omid Nouripur, destacó que si no hay más el tratado nuclear, eso significa que se suspenderán asimismo la inspección internacional de las instalaciones iraníes con capacidad nuclear.

El final de ese acuerdo, dijo, es el camino más directo para la bomba atómica en Irán y en vista de la turbulenta situación que registra actualmente el Medio Oriente, lo peor que puede pasar es la nuclearización de la región.

Coincidieron asimismo en señalar que sin Irán no hay solución posible para la guerra en Siria. Irán junto con Rusia financían al régimen del presidente sirio, Bashar el Assad. Además Irán también aporta fondos a la milicia chiíta Hisbolla, que es uno de los grupos más relevantes en esa contienda armada.

Los legisladores y la activista de los derechos humanos en favor de Irán expresaron que desde el bombardeo que realizaron Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea analizan en Luxemburgo nuevas estrategias europeas respecto a Siria.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, el socialdemócrata Heiko Maas, declaró este día en Luxemburgo, en el marco de esa iniciativa, que sin involucrar a Rusia en un proceso de diálogo respecto a Siria, no habrá solución política en ese país en guerra.

El jefe de la diplomacia alemana puntualizó que la Unión Europea no está de acuerdo con el papel que juega Irán en la guerra siria pero que es importante que ese Acuerdo Nuclear, que fue firmado en Viena, se mantenga vigente.

Bajo ese acuerdo, que se firmó el 14 de julio de 2015, el gobierno de Irán se comprometió a no desarrollar instalaciones nucleares con fines armamentistas sino para cubrir demandas de la población en materia de energía.