Los legisladores del Partido Republicano deben proteger la Constitución y el estado de derecho en Estados Unidos en caso de que el presidente Donald Trump intente despedir al fiscal especial Robert Mueller, urgió The New York Times (NYT).

En un editorial publicado este lunes en su página de internet, el diario expresó su esperanza de que Trump mismo reconociera que “no es un rey, sino un ciudadano, merecedor de la presunción de inocencia y otras protecciones, pero también vulnerable al escrutinio legal”.

Sin embargo, “si no lo hace, la forma en que los legisladores republicanos respondan definirá el futuro no solo de esta presidencia y de uno de los grandes partidos políticos del país, sino también del experimento estadunidense”, asentó el diario.

Titulado “Nadie está por encima de la ley”, el editorial afirmó que si Trump despidiera a Mueller, quien investiga la posible colusión entre la campaña presidencial con Rusia, las sospechas sobre el mandatario se multiplicarían.

“Mucho peor, (el despido) permitiría a futuros presidentes politizar la justicia estadunidense. Eso sería un peligro para todos los estadunidenses, independientemente de su orientación política”, resaltó el diario.

El Times citó informes de prensa que sugieren que Trump planea actuar para paralizar la investigación de Mueller, por lo que los legisladores republicanos deben estar preparados para lo que sería una crisis constitucional.

“Si Trump toma una medida tan drástica, atacará la base del gobierno estadunidense, intentando establecer un precedente de que un presidente, de entre todos los ciudadanos estadunidenses, está por encima de la ley”, aseveró.

El diario recordó los muchos detractores que Trump tuvo en el Partido Republicano, y enumeró al menos una docena de los más cáusticos comentarios contra el presidente. En ese sentido, pidió a los republicanos ver más allá de la polarización en caso de crisis constitucional.

“Si el presidente actúa contra los investigadores, le corresponderá al Congreso afirmar el estado de derecho, la separación de poderes y el orden constitucional estadunidense”, enfatizó el Times.