La descentralización de la economía nacional propuso el candidato al Senado de la República, Antonio García Conejo, a través de una reforma a la Ley de Coordinación Fiscal.

Al visitar el municipio de La Piedad, el abanderado de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano resaltó la necesidad de ampliar el esquema presupuestal de los estados y municipios que mayores deficiencias económicas registran.

Expuso la necesidad de una reforma sobre la Ley de Coordinación Fiscal, considerando que de ella se ha valido la Federación para acaparar el 80 por ciento de los recursos provenientes del contribuyente.

“No podemos seguir comulgando con un sistema presidencialista, un sistema desgastado y discriminatorio para los estados y municipios”, enfatizó el aspirante a ocupar una curul en el Congreso de la Unión.

De conseguir un espacio en el Senado, Antonio García anunció que velará por conseguir 50-50 en el reparto de recursos que se le depositan al gobierno federal, a fin de potenciar el desarrollo de los estados y municipios de México.

Su propuesta, subrayó, obedece al “sistema discriminatorio” con que, desde su parecer, el gobierno en turno reparte la riqueza nacional al inicio de cada ejercicio fiscal.

Si se llegase a redistribuir la riqueza nacional de una manera más equitativa, el ex edil de Huetamo y ex diputado federal denotó confianza en que las entidades del país podrán edificar importantes plataformas de desarrollo económico.

El abanderado del bloque político sostuvo acercamientos con comunicadores, empresarios y militantes, a quienes señaló que su proyecto político se sustentará bajo los intereses de las mayorías, de cara a las elecciones del 1 de julio.