A través de 20 programas educativos, como licenciaturas y posgrados, así como tecnologías, la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) ofrece servicios al sector energético y ambiental.

El secretario de Vinculación de la UAT, Julio César Gómez Hernández refirió que dirigen servicios y tecnologías a empresas y dependencias públicas relacionadas con la industria petrolera y eléctrica, así como ambientales como la generación de energías renovables.

Gómez Hernández destacó que esta labor se realiza a través del Centro de Proyectos Tamaulipas (Ceprotam) con sede en Reynosa, el Centro de Investigación y Desarrollo en Ingeniería Portuaria, Marítima y Costera (Cidiport) con sede en Tampico y el Instituto de Ingeniería y Ciencias, en Ciudad Victoria.

Dijo que la UAT, en foros, promueve y da a conocer a los sectores y a la sociedad, la capacidad y tecnologías que dispone para brindar una gama de servicios a través de sus centros de vinculación.

“Es importante que tanto las empresas privadas como el sector social del estado conozcan lo que hace la Universidad, que más que educación y extensión, también se vincula con los sectores productivos y sociales”, dijo.

Recordó que la UAT tiene más de 20 años de vinculación, con el sector energético, Petróleos Mexicanos, la Comisión Federal de Electricidad y empresas privadas, a través de escuelas como la UAM Reynosa Rodhe, la Facultad de Ingeniería de Tampico y la de Ingeniería en Victoria.

Actualmente, entre otros servicios, ofrece los de tipo ambiental y energético; buque de estudios oceanográficos en zonas costeras y marinas; estudios de tipo social y económico; servicios topográficos con tecnología Lidar, fotogrametría aerotransportada e imágenes de satélite.

También, cuentan con tecnologías y servicios para el sector agropecuario y diversas ramas de la ingeniería como la civil, industrial, hidráulica, eléctrica, entre otras.

“Independientemente que desde hace más de 20 años estamos involucrados con el sector energético a través de proyectos de centrales termoeléctricas y proyectos petroleros, el primer estudio de potencial eoloeléctrico en Tamaulipas, lo hizo nuestra universidad en Reynosa, donde está el primer parque eólico, el Porvenir”, indicó.

Dijo que la UAT seguirá trabajando con el sector energético, en parques eólicos y estudios de capacidad fotovoltaica en esta entidad.