El documental “Atomic Homefront”, una producción original del canal de televisión de paga HBO, mostrará los impactantes efectos tóxicos a largo plazo de los residuos nucleares para las comunidades.

El filme, dirigido por la nominada al Oscar, Rebecca Cammisa, y grabado a lo largo de tres años, se transmitirá el lunes 16 de abril a las 22:00 horas y estará disponible en HBO GO, se informó en un comunicado.

El documental parte de 1942, cuando el gobierno de Estados Unidos eligió el centro de la ciudad de St. Louis, en Missouri, para instalar la unidad de procesamiento de uranio para la producción de las primeras bombas nucleares.

A lo largo de los siguientes 25 años la basura radioactiva de esas instalaciones fue enviada a áreas en los suburbios al norte y al oeste de la ciudad, e incluso se desechó en un relleno sanitario al norte del condado de St. Louis, sin que los muchos habitantes supieran que la basura se convirtió en una bomba de tiempo.

Actualmente se encuentran unas 47 mil toneladas de residuos radioactivos y ex-habitantes de esas, como gente que aún radica ahí, han presentado cáncer, enfermedades y defectos congénitos, como posible resultado de la radiación ionizante.

Por ello el documental de HBO se centra en dos comunidades que demandan respuestas de empresas, de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, sigla en inglés) y de otros órganos gubernamentales estadunidenses.

Sigue la actuación de Jenell Wright, cofundadora de Just the Facts, y su lucha para conseguir respuestas sobre el aumento de la contaminación del río.

También destacan las actuaciones de personas comunes, entre ellas madres que crearon el grupo Just Moms STL y enfrentan a la EPA, a órganos y servicios estatales, a la dueña y a la operadora del relleno sanitario.

El grupo Coldwater Creek – Just the Facts (Coldwater Creek – Solo los Hechos) colabora para llevar un mayor conocimiento a la comunidad y a profesionales de la salud, trabajando por la inclusión de la región en la Ley de Compensación por Exposición a la Radiación y defendiendo pruebas y medidas adicionales en la cuenca de Coldwater Creek.

Fungieron como productores ejecutivos de “Atomic Homefront”, Unseen Hand, Bill Benenson, Laurie Benenson, Rose Villaseñor, Adilia Aguilary, Mary Recine, Olivia Negrón y, por HBO, Sheila Nevins. La producción corrió a cargo de James B. Freydberg y Larissa Bills y la productora senior fue Sara Bernstein.