El líder de los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Francisco Martínez Neri, señaló que la ordeña de ductos para robar combustible se incrementó alrededor de 800 por ciento en el último lustro.

En un comunicado, apuntó que acorde con lo reportado por Petróleos Mexicanos (Pemex), entre 2013 y 2017, fueron detectadas 28 mil 736 tomas clandestinas en todo el país, en contraste de las encontradas entre 2007 a 2011, cuando se registraron tres mil 230.

Agregó que sólo el año pasado se detectaron 10 mil 363 tomas clandestinas, siendo Guanajuato, Puebla, Tamaulipas, Hidalgo y Veracruz los estados que concentran 62 por ciento de los casos con los mayores robos, con mil 852, mil 443, mil 100, mil 64 y mil 12 tomas clandestinas encontradas, respectivamente.

El líder parlamentario del sol azteca refirió que según cifras de la petrolera mexicana, en el último año y medio se detuvo a dos mil huachicoleros, pero sólo 58 terminaron en la cárcel, es decir, 97 por ciento quedó en libertad. 

Dijo que en su bancada ven con alarma que el robo de combustible representa un duro golpe para las finanzas de Pemex, pues se reportan pérdidas hasta por 30 mil millones de pesos, en lo que va de la actual administración.

Finalmente, subrayó que resulta urgente lograr una estrategia eficaz para revertir esta situación; "es inadmisible que se siga lastimando a Petróleos Mexicanos y, con ello, la economía nacional; estamos ante un escenario complicado y en el que está de por medio la seguridad nacional".