La diputada local Lourdes Valdez coincidió con la opinión de expertos sobre la falta de inspección y control sanitario en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para atender a especies exóticas.

Al retomar el ejemplo del mono capuchino que escapó de un domicilio en la zona de las Lomas de Chapultepec, la legisladora del Partido Acción Nacional (PAN) consideró que se trata de una omisión del gobierno federal por desatender la continuidad de cuidados en estas especies, las cuales, tiene registro Semarnat.

Si bien expresó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) carece de atribuciones para entregar permisos para la compra o venta de animales silvestres, señaló que en el caso de los zoológicos capitalinos debe existir supervisión al cumplimiento de la Ley General de Vida Silvestre.

“Sin dejar pasar la responsabilidad de las autoridades locales, la Federación tiene la obligación de dar seguimiento oportuno al trato, alimentación y que se cumpla lo establecido para garantizar la vida de especies silvestres protegidas”, consideró.

En su calidad de integrante de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Protección Ecológica y Cambio Climático en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), llamó a las autoridades a reforzar las medidas de seguridad para evitar que estos animales caigan en manos del mercado negro.

En ese sentido, explicó que el tráfico de animales genera unos 18 mil millones de euros anuales, siendo un negocio ilegal redituable en el mundo.

La panista indicó que hay especies en peligro de extinción, las cuales es urgente atender en materia de alimentación y cuidados.

Habló de un padrón de animales silvestres y exóticos para la Ciudad de México, con la finalidad de contar con registro sobre su historial médico y de supervivencia de especie.

Añadió que convocará una reunión en la ALDF con directores de los zoológicos de la capital para conocer sus necesidades y exponerlas a través de un documento al titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano.