El Congreso de Guerrero declaró improcedente la solicitud de reincorporación de Marco Antonio Leyva Mena al cargo de presidente municipal de Chilpancingo.

En un comunicado, el Congreso informó que se aprobó el dictamen de la Comisión de Asuntos Políticos y Gobernación que destaca que es su facultad resolver si se aprueba o no la solicitud de reincorporación de cualquier alcalde.

La diputada local Silvia Romero Suárez refirió que la solicitud que hizo Leyva Mena, con fecha del 16 de octubre de 2017, no fue para una licencia temporal sino por el resto de su periodo como presidente municipal, con todas y cada una de las consecuencias jurídicas que de ella se desprenden.

Agregó que la solicitud de licencia o su cancelación no puede estar sujeta sólo al ánimo, gusto o deseos de políticos solicitantes, el valor supremo que debe custodiar el Congreso no radica en las pretensiones del gobernante, sino en la correcta gobernabilidad del municipio y la preservación de los derechos político electorales de los gobernados.

Además, reiteró que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación señaló que corresponde sólo al Congreso resolver sobre la solicitud de reincorporación, pero que en ningún momento ordena que se le reincorpore.

Con dichos argumentos, la LXI Legislatura acordó resolver improcedente la petición de Marco Antonio Leyva Mena de dejar sin efectos la licencia concedida y como consecuencia no procede su reincorporación al cargo y funciones de presidente municipal de Chilpancingo.