Comités reciben apoyo por vigilancia de recursos naturales en Q.Roo

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) entregó apoyos a 13 Comités de Vigilancia Ambiental Participativa (CVAP) en materia de vida silvestre, impacto ambiental y forestal en el...

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) entregó apoyos a 13 Comités de Vigilancia Ambiental Participativa (CVAP) en materia de vida silvestre, impacto ambiental y forestal en el estado.

En un comunicado, la delegación de la Profepa precisó que los comités se ubican en ejidos y comunidades de los municipios de Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Othon P. Blanco y los recursos corresponden al Programa de Empleo Temporal (PET).

El apoyo -sin precisar monto- se entregó mediante la delegación de la Profepa a los comités Filomeno Mata, Dzoyola, Candelaria II, Noh Bec, Ignacio Manuel Altamirano, El Naranjal, Chan Santa Cruz, Yoactun, Chunhuas, Petcacab, Caobas, Tres Garantías y El Jaguar.

De igual forma, la dependencia exhortó a los representantes de los Comités a seguir con las acciones de vigilancia y reportar actos delictivos, a fin de inhibir acciones de deterioro del medio ambiente.

Explicó que en materia forestal, una de las estrategias centrales es el impulso de una política de participación ciudadana, a través de la integración de Comités de Vigilancia Ambiental Participativa.

Con ello, argumentó, se busca la incorporación efectiva de los propietarios de los bosques, en su mayor parte núcleos agrarios, en la vigilancia y cuidado del recurso forestal.

Detalló que los Comités se conforman con personas integradas en grupos organizados, comprometidos en el cuidado y defensa de los recursos naturales de su comunidad, que son acreditados y capacitados por la Procuraduría.

Aclaró que sus integrantes, manifiestan libremente su voluntad de participar en las actividades de vigilancia, prevención y presentación de denuncias.

Aseguró que con el PET se incentivan y refuerzan las labores de vigilancia de los ejidatarios y comuneros de bajos recursos que habitan en zonas marginadas del país, logrando con ello la detección oportuna de posibles ilícitos ambientales, así como el aseguramiento de vehículos, productos y ejemplares de vida silvestre, entre otros.