Turquía pide concertación internacional en guerra contra yihadistas

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, urgió hoy a Rusia a coordinar sus acciones militares en Siria con los demás países activos en la región a fin de evitar nuevos incidentes como el...

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, urgió hoy a Rusia a coordinar sus acciones militares en Siria con los demás países activos en la región a fin de evitar nuevos incidentes como el derribo de una aeronave rusa, la pasada semana.

"Si hay dos coaliciones funcionando en el mismo espacio aéreo contra Daech (acrónimo del Estado Islámico, EI), será difícil prevenir ese tipo de incidentes. Es necesario coordinar esas actividades", sostuvo en rueda de prensa.

Tras reunirse con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en Bruselas, Davutoglu afirmó que su gobierno está dispuesto a dialogar con Moscú sobre el tema "en todos los niveles", pero rechazó disculparse por el derribo del avión, que resultó en la muerte de uno de los dos pilotos.

"Ningún primer ministro o presidente o autoridad turca se excusará por cumplir sus obligaciones. Esta es la frontera entre Turquía y Siria, y de ninguno otro país. Y Turquía tiene el derecho de defender su espacio aéreo", aseveró.

El jefe del gobierno turco también acusó a Rusia de estar atacando a civiles y a la oposición moderada en la frontera entre Siria y Turquía, en vez de bombardear posiciones del Estado Islámico, como hace la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Dichas acciones estarían creando nuevas oleadas de refugiados, en detrimento de Turquía, afirmó Davutoglu.

"Tras cada bombardeo, Turquía recibe más y más decenas de miles de refugiados de Siria (...) y está pagando el precio de esa crisis", dijo.

En esa línea, pidió a Moscú que "reconsidere" las sanciones económicas anunciadas contra Turquía pues van "en contra de los intereses de ambos".

Por su parte, Stoltenberg expresó el "total apoyo" de los aliados al "derecho de Turquía de defender su integridad territorial" y remarcó que la Alianza del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha reiterado su inquietud respecto a la intensificación de la campaña militar rusa en Siria.

El líder aliado también defendió la idea de reforzar la transparencia y la cooperación internacional como medio de reducir los riesgos de nuevos incidentes.

La cuestión será incluida en la agenda de la reunión de dos días que los ministros de Asuntos Exteriores de la Alianza inauguran mañana, en Bruselas.

La tensión entre Rusia y Turquía se agravó tras el derribo del avión ruso, que se produjo en el marco de la campaña de bombardeos que Rusia realiza desde el pasado 30 de septiembre contra objetivos del EI en Siria, en la cual más de mil 500 personas han muerto en dos meses.

Según Rusia, un bombardero Su-24 ruso fue derribado el pasado 24 de noviembre por un misil aire-aire lanzado desde un avión turco F-16 cuando la aeronave se encontraba en el espacio aéreo sirio, a cuatro kilómetros de la frontera de Turquía.

Sin embargo, Turquía asegura que el avión violó el espacio aéreo turco, cerca de la frontera siria, e incluso fue advertido al menos 10 veces para que cambiara de dirección antes de ser derribado.