Venezolanos lamentan politización de programas de entrega de alimentos

Consumidores venezolanos aseguraron que los programas del gobierno para diversificar el suministro de alimentos a la población, previo al proceso electoral del 6 de diciembre, son ineficaces porque...

Consumidores venezolanos aseguraron que los programas del gobierno para diversificar el suministro de alimentos a la población, previo al proceso electoral del 6 de diciembre, son ineficaces porque los han politizado.

"La obsesión por sacarle provecho político hasta a un paquete de lentejas aumentó la angustia y la desesperación de los consumidores venezolanos", sostuvo el presidente de la Asociación de Vecinos del central Estado Miranda (Asovemiranda), Edilberto Pérez.

Pérez afirmó a Notimex que en las "bodegas patriotas", administradas por militantes del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), solo venden productos alimenticios regulados por el gobierno a personas que pertenezcan a esa organización.

"Se trata de una vulgar y deleznable exclusión ya que todos los venezolanos tenemos el derecho a acceder a los alimentos subsidiados por el gobierno, independientemente de que compartamos o no la ideología marxista de quienes hoy detentan el poder", advirtió.

Explicó que por disposición oficial, las bodegas de las barriadas son ahora las encargadas de distribuir los alimentos regulados. "El problema estriba en que la administración de estos expendios se le entregó a los consejos comunales, creados por el régimen".

Refirió que estas bodegas comenzaron a ser surtidas en virtud de un convenio que hizo el gobierno con la Comercializadora Makro, la cual se sumó al Plan de Abastecimiento Seguro y canceló sus operaciones de venta directa al público en toda su red comercial.

"Según el gobierno, las llamadas 'bodegas patriotas' expenderían los alimentos y artículos de aseo personal en las comunidades con la sola presentación de la cédula de identidad laminada, no el carnet del PSUV, como lo están exigiendo ahora", denunció.

Pérez agregó que se llegó al descaro de trasladar los libros de inscripciones del PSUV hasta esas bodegas, para que quienes no tengan carnet del partido oficialista, lo obtengan inmediatamente y así puedan adquirir libremente los alimentos que se expenden allí.

Recalcó que otras de las mentiras oficiales y electoreras del gobierno son las "bolsas solidarias", que contendrían 10 alimentos básicos, a un costo de mil 200 bolívares (174 dólares según el tipo de cambio oficial).

"Nadie ha visto tales bolsas, y si existen es un secreto muy bien guardado", lamentó.

Dijo que el Ministerio para la Alimentación anunció la instalación de tres mil nuevos "mercados comunales" a cielo abierto en todo el país, lo que en su opinión "es absurdo, ya que el hambre no se combate con la instalación de carpas vacías, sino con alimentos".