Cruz Roja urge enfocarse en poblaciones vulnerables en cumbre de París

A medida que los negociadores del clima se reúnen en París, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja llamó a todas las partes a que las necesidades de las comunidades vulnerables y...

A medida que los negociadores del clima se reúnen en París, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja llamó a todas las partes a que las necesidades de las comunidades vulnerables y en situación de riesgo se sitúen en el corazón de las discusiones.

La Conferencia sobre el Clima de París de 2015 (COP21) que arranca este lunes, tiene como objetivo lograr un acuerdo legalmente vinculante y universal sobre el clima, con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de dos grados centígrados.

Si bien la Federación Internacional apoya plenamente este objetivo, el organismo instó a la comunidad mundial a garantizar que se pongan a disposición recursos para fortalecer la resiliencia de las comunidades vulnerables que ya están expuestos, o que puedan estar expuestos, a los efectos del cambio climático.

"Todavía hay tiempo para nosotros para detener el cambio climático, en tanto que la ventana de oportunidad seguirá estrechándose", dijo en un comunicado el Secretario General de la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR), Elhadj As Sy.

"Las consecuencias del cambio climático ya se están sintiendo en las comunidades más pobres y más vulnerables del mundo. Es crucial que cualquier nuevo acuerdo mundial haga hincapié en la necesidad de apoyar a estas comunidades a ser más resistentes y reducir los riesgos climáticos que enfrentan", indicó.

"Es urgente tomar medidas enérgicas en todos los sectores y hacer inversiones adecuadas en la mitigación y la adaptación, incluida la reducción del riesgo de desastres", instó Sy.

Por su parte, Jean-Jacques Eledjam, presidente de la Cruz Roja Francesa, coincidió en que "lo que se necesita para mitigar los riesgos climáticos es una reducción masiva de las emisiones de carbono, y la transferencia de tecnología para ayudar a los países en desarrollo a acceder a la energía limpia".

Además, "hay que preservar el capital natural que ayuda a prevenir que ocurran los desastres, como el de los manglares y los corales", subrayó.

A través de sus 189 Sociedades Nacionales y su red de hasta 17 millones de voluntarios, la FICR ha apoyado a las comunidades para hacer frente a las consecuencias del cambio climático en la última década, en particular mediante la educación pública relacionada con el clima, los programas de sensibilización y preparación para desastres.

En 2014, por ejemplo, las Sociedades de la Media Luna Roja de la Cruz Roja llegó a más de 31 millones de personas vulnerables con proyectos de reducción de desastres en 121 países.

"La presencia permanente y de confianza de los voluntarios de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en las comunidades, y su interacción en el día a día con los miembros de la comunidad es un activo formidable en la promoción de bajas emisiones de carbono, desarrollo resistente al clima y en la protección de los beneficios del desarrollo", abundó Sy.

Para apoyar los esfuerzos de desarrollo a nivel mundial, la Federación Internacional ha lanzado una Coalición para la Resiliencia, una iniciativa para permitir que, en 2025, por lo menos mil millones de personas de todo el mundo puedan tomar medidas efectivas para reducir los riesgos que afectan sus vidas y su vulnerabilidad ante la adversidad.