La luz, tema de la Noche de las Estrellas en Mérida

Los cielos del Mayab se conjuntaron hoy con las leyendas griegas para dar paso a la VII edición de la Noche de las Estrellas 2015, cuyo tema principal es la luz.Las leyendas de Zeus y su amor por las...

Los cielos del Mayab se conjuntaron hoy con las leyendas griegas para dar paso a la VII edición de la Noche de las Estrellas 2015, cuyo tema principal es la luz.

Las leyendas de Zeus y su amor por las mortales que permitieron convertir a Casiopea en una osa y posteriormente a su hijo en el oso menor son parte de estos mitos que se confunden con los de las constelaciones que se pueden apreciar con telescopios o a simple vista en el parque zoológico Bicentenario Animaya, al poniente de la capital yucateca.

Desde las 18:00 horas, familias atraídas por las estrellas y las nebulosas y diferentes astros en el firmamento se dieron cita en estE zoológico y cuya bienvenida está a cargo de una gigante estela que se refiere a la mitología maya.

Niños y adultos realizaron una larga fila para poder ingresar al planetario virtual. lo mismo que en todas las carpas denominadas: Luz en el espacio Acércate a la ciencia, Planetario virtual, La luz de la vida, Planetario celeste, Perseo, una historia escrita en las estrellas, Química lumínica, Los mayas y la ciencia de la luz.

La fascinación de los más pequeños sobresale cuando van en busca de la estrella polar, la cual marca el norte y a la vez es leal compañera de marinos y navegantes en sus travesías por la inmensidad del mar.

Y es que junto con ella las constelaciones emergen ante el asombro de chicos y grandes que buscan en el conjunto de estrellas figuras de seres míticos que solo pueden apreciarse en el uso de la imaginación.

Así con el canto de "La luz de universo" tema del encuentro, chicos y grandes juegan a crear en papel historias lumínicas de dioses griegos que narran historias inacabables pero que todas buscan dar una explicación de por qué existen estrellas dobles que titilan en tonos naranjas y azules o por qué las nebulosas se extienden a lo largo del firmamento.

El coordinador del encuentro, Juan José Durán, celebró la presencia de más de tres mil personas y de 18 telescopios, algunos dados otros que hacen honor a la última tecnología, pero que todos permiten introducirse a un universo de conocimiento y de ciencia poco explorado por las mentes de las jóvenes generaciones.

Preguntas como qué pasaría si hubiera tres días de oscuridad revolotean en el pensamiento de pequeños y grandes, quienes en forma atropellada señalan que tal vez habría frío los hombres y animales invernarían o que tal vez la mente humana podría no soportar la ausencia del señor sol.

Pero también los jóvenes de diversas sociedades astronómicas que se han prestado como voluntarios para este encuentro, recuerdan que el universo de acuerdo a los teóricos algún día frenará su expansión y entonces volverá a comprimirse en espera de nuevo big bang porque tal vez nosotros somos una segunda fase de esta expansión, osea que ya hubo un universo antes.

Como parte de esta propuesta científica y cultural también se ofrecieron espectáculos dancísticos y musicales con los que se recordó el continuo movimiento de la vida en el universo que nos ha tocado vivir.