Postergan diputados guatemaltecos aprobación de presupuesto 2016

El Congreso de Guatemala postergó para última hora la posible aprobación del presupuesto 2016, que ascendería a alrededor de 9.4 mil millones de dólares, informaron hoy fuentes oficiales.En sesión...

El Congreso de Guatemala postergó para última hora la posible aprobación del presupuesto 2016, que ascendería a alrededor de 9.4 mil millones de dólares, informaron hoy fuentes oficiales.

En sesión ordinaria, el Congreso Nacional avanzó este sábado en el trámite del presupuesto que regirá el próximo año al aprobar en segunda lectura la iniciativa, aunque resolvió continuar el debate el próximo lunes, cuando vence el plazo.

El titular parlamentario, Luis Rabbé, informó que los dirigentes de las bancadas resolvieron continuar la sesión el lunes próximo, cuando "se tendrían más elementos" para el estudio del proyecto.

Luego de debatir sobre el presupuesto de ingresos y egresos 2016, elaborado por el Ministerio de Finanzas Públicas, al parecer existe consenso entre los diputados para aprobar el monto de 71 mil millones de quetzales (9.4 mil millones de dólares).

En la sesión plenaria del 30 de noviembre próximo se dará trámite a la tercera y última lectura y entonces se aprobaría el proyecto de ley del Presupuesto General de la Nación 2016.

Sin embargo, diputados de oposición que rechazan más endeudamiento y señalan la incapacidad del gobierno para garantizar las fuentes de financiamiento, ratificaron su decisión de votar en contra del proyecto de presupuesto.

Los legisladores guatemaltecos sesionarán el próximo lunes con el tiempo encima, pues la ley establece el 30 de noviembre como plazo máximo para tramitar -rechazar o aprobar- la iniciativa de ley de presupuesto anual.

De fracasar en el trámite de aprobación del nuevo presupuesto, regirá en el 2016 el mismo monto y estructura de gastos que se ejerce en el presente año.

El nuevo gobierno que asumirá el 14 de enero próximo, encabezado por el presidente electo Jimmy Morales (2016-2020), aspira a contar con un nuevo presupuesto para su primer año de gestión.