Autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Guatemala informaron hoy que el calendario establecido para la Consulta Popular sobre Belice el próximo 15 de abril, marcha conforme lo previsto.

Los guatemaltecos decidirán respecto al antiguo “diferendo territorial, marítimo e insular” que mantiene Guatemala con Belice.

En la consulta se presentará a los ciudadanos inscritos en el padrón electoral una sola pregunta relacionada con el diferendo, que se mantiene debido a que no hay una frontera definida y “no está claro a quien pertenece territorio, islas y área marítima”, según el TSE.

En la consulta, los guatemaltecos deberán responder si están o no de acuerdo en que jueces internacionales resuelvan el diferendo “se definan las fronteras y territorios de ambos países”.

La autoridad electoral reiteró que  “se contestará únicamente una pregunta que sirva al propósito de decidir si el máximo órgano judicial de las Naciones Unidas resuelve el caso” del diferendo insular y marítimo con Belice.

Con la mediación de la Organización de Estados Americanos, los gobiernos de Guatemala y Belice acordaron realizar consultas populares y, en caso de que los ciudadanos de los dos países coincidan, el caso se llevará a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El convenio bilateral establece que si se llegara a la justicia internacional, el fallo que emita la CIJ deberá ser aceptado por los dos gobiernos pues será inapelable.

“Vamos avanzando de acuerdo con lo programado”, indicó en rueda de prensa la presidenta del TSE, María Eugenia Mijangos, al evaluar la organización de la jornada cívica.

Señaló que se trabaja en la instalación de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) en 812 circunscripciones municipales y en las cabeceras de los 22 departamentos del país.

De acuerdo con el TSE, se instalarán 19 mil 578 JRV en dos mil 782 Centros de Votación distribuidos en los 340 municipios de Guatemala, que cuenta con 16 millones de habitantes.

Magistrados de la institución informaron que el padrón electoral de los ciudadanos habilitados para participar en la Consulta Popular sobre Belice es de siete millones 522 mil 920 personas.

Diversos sectores del país han criticado al gobierno porque la población carecería de información suficiente y adecuada sobre un tema “crucial” de Guatemala.

El embajador Rafael Salazar, asesor de la Unidad de Soberanía y Dominio de la Cancillería, admitió que el tiempo ha sido muy corto para informar debidamente a la población sobre la consulta, a partir del conocimiento sobre el origen, desarrollo y situación del diferendo.