Cada año cae 30 por ciento la venta de piñatas, lamentan comerciantes

La venta de las tradicionales piñatas en esta temporada cayó 30 por ciento el año pasado y se descarta que para 2015 haya un repunte, pues "cada vez son menos las posadas tradicionales", indicaron...

La venta de las tradicionales piñatas en esta temporada cayó 30 por ciento el año pasado y se descarta que para 2015 haya un repunte, pues "cada vez son menos las posadas tradicionales", indicaron los vendedores de estos artículos.

Los comerciantes indicaron que cada año se surten de menos piñatas porque la mayoría de la gente ya no las busca, sobre todo las de olla porque son más pesadas y las consideran peligrosas.

"Hay veces que las piñatas se nos quedan hasta un año y nada más se empolvan y se maltratan, ya la gente no las quiere, ya no se divierten como antes con la letanía y la piñata", expresó Juana Salomón, del mercado de Sonora.

En tanto que Nazario Díaz manifestó que "sí hay piñata, pero ya no se vende como antes, cada año se deja de vender 20-30 por ciento y comparado con hace 20 o 30 años es muy poco lo que vendemos. Antes se llevaban cuatro o cinco piñatas para una posada, ahora si acaso se llevan una, nada más".

Los precios de estos artículos de papel o de olla de barro van desde los 50 hasta los tres mil pesos según el tamaño, la figura y el material del que esté hecha.

La tradición de la piñata moderna se dice que se originó en el mismo momento en que se comenzaron a celebrar las posadas de la Navidad en Acolman de Nezahualcóyotl, en el Estado de México, cuna de estos productos.

Según algunos historiadores en 1586 los frailes agustinos de Acolman recibieron la autorización del Papa Sixto V para celebrar lo que se llamó "misas de aguinaldo", que más tarde se convirtieron en las posadas.

La piñata original tenía la forma de una estrella con siete picos que representaban los siete pecados capitales, sus brillantes colores simbolizaban la tentación, mientras que los caramelos y golosinas hacían referencia a las riquezas del reino de los cielos.

Actualmente la piñata de estrella ha sido desplazada por las figuras de programas y películas de moda.

"Ya la de picos casi no la buscan, prefieren la de súper héroes, de dinosaurio, de carros y de princesas, ya sea en figura o con la ilustración pegada, dicen que la estrella no tiene chiste", mencionó Santa Gómez, del mercado Benito Juárez.