La automotriz alemana BMW defendió el libre comercio en el mundo, mismo que representa la base de su modelo de negocio, aseguró el presidente del consejo de administración de BMW Group, Harald Krüger.

Durante la Conferencia Mundial Anual de Resultados de BMW Group en esta ciudad alemana, el directivo dijo que el comercio libre “es para nosotros un elemento muy importante” al referirse tanto a Estados Unidos  como Europa.

En el encuentro con medios de comunicación, sostuvo que para que funcione el libre comercio en el mundo, éste debe demostrar que todos los actores se benefician de ello.

Y refirió el caso particular de Estados Unidos, en donde la empresa automotriz tiene la planta más grande de los 14 países en donde produce, particularmente en la localidad de Spartanburg con una capacidad de producción de 450 mil unidades y genera unos 70 mil empleos directos e indirectos.

En su presentación de resultados dijo que el año pasado sólo en esa planta de Estados Unidos se produjeron 350 mil vehículos, cifra que se espera superar para este 2018.

“Spartanburg es nuestra planta más grande. Hemos invertido casi nueve mil millones de euros en ella con una estimación de invertir otros 600 millones de euros de 2018 a 2021”.

Señaló que el 70 por ciento de la producción de vehículos en ese lugar es para los mercados de exportación, principalmente China y Alemania, lo cual, aseguró “no sería posible sin el libre comercio”.

En 2017, las ganancias del grupo aumentaron a un nuevo récord al llegar a 98 mil 678 millones de euros, es decir, 4.8 por ciento y terminaron el año por primera vez por arriba de los diez mil millones de euros.

Los tres segmentos de BMW, (automotriz, motocicletas y servicios financieros) reportaron ganancias récord antes de impuestos y la rentabilidad de ventas antes de impuestos mejoró 10.8 por ciento, con lo que el grupo alemán aseguró su liderazgo en la industria.

En el reporte, el grupo destacó que los impuestos sobre las ganancias aumentaron a mil 949 millones de euros y los gastos tuvieron una reducción significativa en este sentido, debido a la reducción en la tasa del impuesto sobre la renta corporativo federal en Estados Unidos del 35 al 21 por ciento en vigor a partir de enero de 2018, lo que se tomó en cuenta en el cálculo de impuestos diferidos al 31 de diciembre de 2017.

La revaluación dio surgimiento a un impacto positivo de 977 millones de euros en impuestos diferidos reconocidos mediante la declaración de ingresos y así las ganancias netas del grupo se beneficiaron al aumentar de ocho mil 706 millones de euros, es decir, 26 por ciento más que en 2016.

El director financiero de BMW Group, Nicolas Peter, recordó que en 2017 se asignaron aproximadamente mil millones de euros más a investigación y desarrollo, respecto a 2016.

Además, se incrementaron los gastos del Grupo automotriz en investigación y desarrollo 18.3 por ciento a seis mil 108 millones de euros.

En ese sentido, la automotriz recordó que se encamina hacia la movilidad sustentable y autónoma, de tal forma que para finales del año 2019 existirán en el mundo medio millón de vehículos BMW electrificados, además de que continúan las investigaciones para el vehículo autónomo y eléctrico del futuro.