La compañía Uber suspendió las pruebas de sus vehículos autónomos en Estados Unidos y Canadá, luego de la muerte anoche de una mujer al ser atropellada por un auto de este tipo, cuando trataba de cruzar una calle en Tempe, suburbio de Phoenix, dijeron hoy autoridades.

Tras el incidente Uber informó que suspende las pruebas que realizaba con estos vehículos en las ciudades de Phoenix, San Francisco, Pittsburgh y Toronto.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) inició una investigación sobre el incidente.

El sargento Ronald Elcock, vocero del Departamento de Policía de Tempe, indicó que la mujer cruzaba por un paso peatonal designado sobre la calle Mill Avenue, a eso de las 22 horas del domingo (05:00 GMT del lunes), cuando fue golpeada por el automóvil.

Elock dijo que el automóvil estaba en modo autónomo con un conductor detrás del volante cuando golpeó a la transeúnte. La mujer murió en un hospital. Su nombre aún no ha sido dado a conocer.

Uber no ha confirmado que el vehículo estaba en modo autónomo, pero dijo que sus operaciones de autos sin conductor se han "detenido", de forma similar a como la compañía cerró temporalmente las operaciones después de accidentes anteriores.

Uber ha estado transportando clientes en autos sin conductor en partes limitadas de los suburbios de Tempe y Scottsdale, en áreas de Phoenix, aprovechando que las leyes en Arizona son de lo más benévolas para permitir el uso de vehículos autoconducidos.

"Nuestros corazones están con la familia de la víctima", dijo Uber en un mensaje en su sitio oficial en Twitter. "Estamos cooperando plenamente con @TempePolice y las autoridades locales mientras investigan este incidente", indicó.

Esta sería la primera muerte provocada por un vehículo de autoconducción en Arizona, y una de las pocas fatalidades registradas con este tipo de autos.

La policía señaló que investiga qué causó el accidente e indicó que Uber está cooperando.