El presidente chileno Sebastián Piñera descartó hoy que este país tenga temas limítrofes pendientes con Bolivia, nación que este lunes defendió su reivindicación marítima en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Tras la jornada de alegatos orales bolivianos en la CIJ, Piñera señaló que “Chile no tiene temas limítrofes pendientes con Bolivia y, por lo tanto, no tiene ninguna obligación de negociar temas limítrofes con Bolivia”.

Recordó que este país sudamericano “ha cumplido, va a cumplir y va a hacer cumplir” el Tratado suscrito entre las dos naciones en 1904 y que fijó los límites entre Chile y Bolivia tras la Guerra del Pacífico (1879-1883).

Subrayó que Chile “va a defender con firmeza y con voluntad nuestra soberanía, nuestro territorio, nuestro mar y nuestra integridad territorial, de acuerdo al derecho internacional y a los tratados vigentes”.

“No solamente en derecho, sino que también en justicia, ese mar, ese territorio, esa soberanía y esa integridad territorial nos pertenecen a todos los chilenos”, enfatizó Piñera en el presidencial Palacio de La Moneda.

Bolivia presentó en 2013 una demanda contra Chile en La Haya para obligar al gobierno chileno a sentarse a negociar una salida soberana al mar, la que perdió con ese país en la Guerra del Pacífico.

La nación altiplánica desea obtener un corredor soberano por territorio chileno para acceder al océano Pacífico, aspiración que ha sido descartada por este país a lo largo de varias décadas.

Piñera siguió este lunes los alegatos bolivianos en La Moneda junto a ministros y legisladores de varias bancadas de la oposición y el oficialismo, tras lo cual sostuvo una videoconferencia con el canciller Roberto Ampuero y el agente Claudio Grossman, quienes están en La Haya.

En los alegatos bolivianos de este lunes, la nación altiplánica reiteró el argumento vinculado a la supuesta obligación adquirida por Chile por varias décadas para sentarse a negociar una salida soberana al mar.