A septiembre de 2017, el saldo del financiamiento total otorgado a los sectores público y privado en el país ascendió a 20.4 billones de pesos, monto equivalente a 94.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), informó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Según el reporte de Ahorro Financiero y Financiamiento en México, el saldo del financiamiento total al finalizar el tercer trimestre del año pasado resultó 0.3 por ciento inferior respecto a igual periodo del año previo, toda vez que en septiembre de 2016 representó 95.5 por ciento del PIB.

La marginal reducción del financiamiento total derivó, conforme al documento de la máxima autoridad financiera, del decremento del financiamiento externo que alcanzó al cierre del tercer trimestre 4.0 billones de pesos, cifra 11.7 por ciento menor en su comparación anual.

En contraste del desempeño del financiamiento externo, el financiamiento interno total compuesto por la cartera de crédito y la emisión de deuda interna al noveno mes de año precedente, superó los 16.4 billones de pesos, suma 3.0 por ciento por encima de septiembre de 2016.

Según el documento de la CNBV, el financiamiento interno total mostró un mayor dinamismo, ante el impulso del financiamiento del sector privado que llegó a 7.4 billones de pesos, luego de crecer a tasa anual de 3.5 puntos porcentuales.

En tanto que también contribuyó a la evolución del financiamiento al sector público, el cual sumó nueve billones de pesos, cifra que implicó un alza anual real de 2.6 puntos porcentuales.

La principal fuente de financiamiento del sector privado de enero a septiembre de 2017 fue el crédito de la banca múltiple, que representó 17.7 por ciento del PIB, seguido por el crédito otorgado por otros intermediarios (regulados, no regulados y entidades de fomento), equivalente al 10.4 por ciento del PIB.

Al mes de septiembre del año anterior, el crédito de la banca múltiple al sector privado aumentó 4.6 puntos porcentuales anual real, mientras que el crédito de otros intermediarios se incrementó 2.1 por ciento.

Por el contrario, el crédito de la banca de desarrollo al sector privado registró una variación a la baja anual real de 0.6 por ciento, al cifrar un saldo al mes de referencia de 420 mil millones de pesos, equivalentes a 1.9 por ciento del PIB.

Por su parte, la emisión de deuda interna continuó siendo el componente principal del financiamiento interno al sector público, con un saldo en circulación de 8.2 billones de pesos en septiembre de 2017, es decir de alrededor de 37.9 por ciento del PIB.

A su vez, el crédito interno al sector público proveniente de la banca comercial, banca de desarrollo y otros intermediarios fue de casi 0.8 billones de pesos, lo que significó 3.6 por ciento del PIB.