Un aprendizaje más en su carrera es lo que le deja a Adrián Uribe su primer protagónico en el cine con la cinta “Tuya, Mía...Te la Apuesto (La pena máxima)”, coproducida por México y Colombia, que el 22 de marzo llega a la cartelera.

Aunque ya había participado en un personaje central en la pantalla grande, en la cinta “Suave Patria” con Omar Chaparro, ésta es la primera en la que se lleva toda la atención, por lo que está muy contento con esa participación, aunque con incertidumbre sobre cómo le irá al filme.

“Si le va bien a la película no va a ser gracias a mí y si le va mal tampoco, no tengo que pensar que no funciono en cine, por lo que hay que tener esa ecuanimidad cuando estás haciendo tu proyecto para pensar que le vaya como le vaya es un gran aprendizaje, un gran reto y ojalá y a la gente le guste”, dijo.

En entrevista con Notimex, Adrián Uribe planteó que depende de muchos factores que una película sea exitosa y no sólo de una persona, aunque reconoció que de alguna manera ahora él es responsable, por así decirlo.

“A lo mejor la gente me va a criticar sobre la película… siempre va a haber detractores, pero soy una persona muy caprichosa y muy tenaz; además de que me gusta arriesgar, entonces prefiero mejor intentarlo y a lo mejor sale y a lo mejor no, pero prefiero intentarlo en lugar de estar sentado ahí nada más”.

No obstante espera que al público le guste el filme, que describió como una comedia de humor negro que critica a un sector de gente muy apasionada del fútbol, aunque también trata sobre la burocracia, las relaciones de pareja y la familia, ya que tiene muchos matices.

“Lo importante es que la gente le dé la oportunidad, que vaya al cine y la vea para que haga su propio criterio”. De igual forma, comentó que la gente se podrá identificar con su personaje o con el de la esposa desplazada por ese deporte.

La película dirigida por Rodrigo Triana cuenta la historia de Mariano Cárdenas (Adrián Uribe), quien empeña todo lo que tiene, incluida la relación con su esposa (Tere Monroy) con tal de estar presente en el partido de México contra Estados Unidos rumbo a la eliminatoria del Mundial 2018, arriesgando hasta su trabajo.

Coincidió en que México es un país que ama el fútbol, por lo que de alguna manera la película habla de dicha pasión y desfogó lo que hay en torno a ese deporte.

“A veces lo único que te hace feliz es ver el fútbol y a veces toda esta frustración que traes cargando como que la única manera de sacarla es gritándole al árbitro, reclamándole en la televisión o festejando el gol”, mencionó.

El actor de Televisa, quien viajará al próximo mundial para hacer comedia, admitió que es fanático del fútbol, por lo que también le gustó la historia, en la que pudo sacar su "lado fan", aunque descartó llegar a los niveles de apuestas o pasión enfermiza, como le ocurre a su personaje.

“Estoy contento, por ejemplo fuimos al Festival de Cine de Guadalajara, la presentamos ahí y hubo una reacción muy positiva. Me tomó por sorpresa porque se rieron más de lo que yo pensé, eso es lo chistoso, en el teatro tú te estás dando cuenta de cómo está funcionando algo que estás haciendo en vivo y en el cine ya está hecho, entonces no sabes qué va a pasar”.

Adrián Uribe aseguró que le gustaría hacer de todo lo que se le ponga enfrente, por lo que no descartó salirse de la comedia para hacer una buena historia, lo que concibe como un reto actoral porque viene del teatro.

“Creo que tengo capacidad de hacer algo a lo mejor dramático o un villano. Claro que me gustaría que me vieran algún día en un proyecto y me dijeran no me lo esperaba o es totalmente diferente a lo que estaba acostumbrado a hacer”.

Adelantó que en mayo se estrena la película de Eugenio Derbez “Overboard”, en la que participa con Jesús Ochoa y Omar Chaparro y se grabó en Vancouver en 2017. Incluso el 15 de este mes comenzará la promoción en Los Ángeles, California, aunado a dos proyectos de cine que prepara.

Adrián Uribe consideró que el cine en México cada vez está mejor, y se reflejó durante la pasada entrega del Oscar y el triunfo de Guillermo del Toro, aunque recordó que ese furor viene desde Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu.

“Estamos viviendo un momento muy pleno en el que está resurgiendo el cine mexicano y qué padre que a mí me toque vivir esta época donde se puedan hacer cosas importantes en el cine”, celebró.