La Confederación de Trabajadores de México (CTM) consideró que de continuar con la tendencia a la baja en la inflación, hay elementos suficientes para que autoridades y empleadores puedan analizar un eventual incremento el salario mínimo de la clase obrera.

Patricio Flores Sandoval, secretario de Comunicación de la CTM, mencionó que en la última revisión de esta percepción económica, los empresarios y las autoridades laborales se comprometieron a revisar en el primer cuatrimestre del año el salario mínimo, si existían elementos que fueran favorables para ello.

Abundó que la baja en la inflación durante las últimas semanas demuestra que ya se están controlando los precios de los productos básicos y se espera que este comportamiento continúe en lo que resta del año, con el objetivo de que el poder de compra de los trabajadores no se deteriore.

Al respecto dijo que de continuar con esta tendencia la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), deberá reunirse a principios de abril para iniciar conversaciones con los demás factores de la producción y ver en qué proporción se ajustarán los salarios de los trabajadores.

Mencionó que las inversiones continúan llegando al país, las remesas están a la alza y la productividad continua en aumento, por lo tanto, hay elementos suficientes para llegar a un acuerdo entre obreros, patrones y gobierno.

El también líder del Sindicato Industrial de Trabajadores y Artistas de la Radio y Televisión, subrayó que la economía mexicana a pesar de enfrentar adversidades provenientes del extranjero ha mantenido su crecimiento y eso es un factor que se debe considerar.