Miles de estudiantes de Los Ángeles se unieron hoy a una marcha nacional en Estados Unidos, como parte de una campaña para demandar fin a la violencia armada y exigir leyes más estrictas en el control de armas.

Los estudiantes hicieron pausas de 17 minutos en un tributo póstumo a los 17 estudiantes asesinados en la escuela Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida, hace un mes.

Decenas de estudiantes marcharon hasta la escalinata de la alcaldía de Los Ángeles, en donde lanzaron consignas y mostraron carteles con leyendas como: "Pudimos haber sido esos 17 estudiantes", y "Alto a la violencia en escuelas".

En el campo del plantel de enseñanza media Granada Hills Charter, los estudiantes se reunieron para deletrear la palabra "Basta", mientras que los de la preparatoria Venice levantaron una pancarta con los nombres de las víctimas de Parkland.

Aproximadamente la mitad de los dos mil estudiantes de Venice se dirigieron al césped delantero de la escuela, donde los organizadores habían instalado 14 pupitres y tres escritorios vacíos, para representar a las 17 víctimas de Parkland.

Los alumnos firmaron peticiones al gobierno federal para reabrir la investigación sobre los efectos de la violencia armada y las "leyes de armas de sentido común".

En varias mesas, los estudiantes se registraron para votar, escribieron a las familias de Parkland y a los legisladores, para reclamar medidas sobre el control de armas.

En el Complejo de Aprendizaje Miguel Contreras, los estudiantes reunidos fuera de la escuela entonaron "No más muertes".

Cientos de estudiantes salieron de la escuela Garfield y se apostaron en las gradas del campo del plantel, donde trazaron 17 corazones anaranjados con los nombre de las víctimas del tiroteo de Parkland, y lanzaron globos del mismo color mientras nombraban a sus compañeros asesinados y guardaban un momento de silencio.

Los oradores estudiantiles pidieron a los legisladores que aprueben leyes de control de armas más estrictas y también en sus escuelas para encontrar formas más efectivas que las búsquedas aleatorias para mantener seguros a los estudiantes.