La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una pérdida de 0.82 por ciento, en línea con Wall Street, debido a un aumento en la aversión al riesgo.

En cifras definitivas de cierre, el principal indicador, S&P BMV IPC, se ubicó en 48 mil 156.44 unidades, con un descenso de 400.57 puntos respecto al nivel previo.

El mercado mexicano terminó en línea con los índices de Estados Unidos, de los cuales el Dow Jones perdió 1.0 por ciento, el Standard and Poor's 500 descendió 0.57 por ciento y el Nasdaq retrocedió 0.19 por ciento.

A mitad de semana, los mercados de capitales cerraron la sesión con pérdidas ante la especulación de que Donald Trump podría imponer aranceles sobre las importaciones de China, en especial las procedentes de los sectores tecnológico y de telecomunicaciones.

A lo anterior se sumaron reportes de cifras de ventas minoristas de Estados Unidos de febrero que acumularon tres meses consecutivos de caídas, lo que generó incertidumbre, a pesar de los datos positivos del mercado laboral publicados la semana previa.

Al cierre de la jornada accionaria, en la BMV se operó un volumen de 221.9 millones de títulos por un importe económico de siete mil 042.6 millones de pesos, con 35 emisoras que ganaron, 78 que perdieron y siete que se mantuvieron sin cambio.

Las emisoras que contribuyeron a la baja de la Bolsa fueron Grupo México que perdió 2.48 por ciento, así como Cemex que terminó con 1.75 por ciento menos, Walmart que bajó 0.98 por ciento y América Móvil con 0.61 por ciento de descenso.

En el mercado cambiario, el peso finalizó la jornada con pocos cambios, con una apreciación moderada de 0.13 por ciento o 2.4 centavos y una cotización alrededor de 18.58 pesos por dólar, de acuerdo con Banco Base.