Con el Programa para Contrarrestar la Temporada de Estiaje, la realización de un nuevo pozo y el operativo de vigilancia e implementación de nuevas tapas para evitar la manipulación ilegal de válvulas, entre otras acciones, se optimizará el abasto de agua en esta temporada, dijo el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera.

El programa atenderá a las delegaciones que más se ven afectadas en el primer semestre del año para fortalecer el abastecimiento de agua, principalmente en Iztapalapa, con lo que se beneficiará a una población de casi 400 mil habitantes.

Para ello, expuso en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el Gobierno de la Ciudad de México realizó una inversión de 336 millones de pesos para poner en óptima operación 11 pozos, con lo que se logra una capacidad de bombeo de 925 litros por segundo, que se va a aumentar.

A su vez, el director del Sistema de Aguas (Sacmex), Ramón Aguirre, explicó que los pozos tienen un calendario de inicio de funcionamiento desde febrero y concluye hasta el 30 de junio; es decir, en el primer semestre del año, que coincide con la época donde hay mayor demanda de agua, después, en julio con la época de lluvias, la situación del suministro se vuelve menos complicada.

A esto se suma el nuevo pozo que se va a hacer en Iztapalapa, y se calcula que inicien las perforaciones a principios de abril, para concluir en un plazo aproximado de mes y medio.

De ahí viene un proceso de aforo y el Sacmex instalará un equipo provisional para inyectar el agua directamente a los tanques del Cerro de la Estrella, si el líquido resulta con la calidad necesaria para su distribución, abundó.

Entre otras acciones, detalló, se está inyectando más agua a los acueductos del sur de la ciudad, tanto al que va al tanque de La Caldera, como el que va a Xaltepec, para beneficiar a más colonias.

En tanto, informó que para evitar el cierre ilegal de válvulas por personas ajenas al Sacmex, se están instalando nuevas tapas con dispositivo especial de llave milimétrica que solamente podrán abrirlas los operadores oficiales, y esto se suma a las acciones de supervisión diaria que realizan con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina y el C5.

De hecho, refirió, desde el anuncio de estas acciones de vigilancia ya no se han reportado nuevas situaciones de manipulación.

Aguirre Díaz indicó que las inversiones del programa APAZU/APAUR, el más importante de inversiones de apoyo por parte del gobierno federal, a partir del 2017 y 2018 disminuyeron de manera severa, pues sólo se invierte el 19 por ciento destinado a temas del servicio.

Dijo que, por ello, no se han podido implementar proyectos prioritarios de infraestructura para la ciudad, por lo que tendrán que hacerlo las próximas administraciones.