El candidato priista al gobierno capitalino, Mikel Arriola Peñalosa, presentó su Estrategia de Promoción a la Salud, que es un plan integral de modernización del sistema de salud, con el que ningún capitalino se quedará sin recibir sus medicamentos.

El abanderado del tricolor lamentó que en los últimos 11 años sólo la mitad (50.33 por ciento) de los enfermos de la Ciudad de México han logrado surtir sus recetas médicas.

Al hacer un diagnóstico de las malas condiciones en que se encuentran el sistema de salud de la capital, Arriola Peñalosa dijo que trabajará bajo los ejes que componen esta estrategia: Finanzas y Cobertura, Innovación y Digitalización de Servicios Médicos, Mejoramiento del Servicio y Prevención.

Con lo anterior, indicó, se superará el déficit de falta de médicos y enfermeras, así como de la disponibilidad de camas censables en las unidades médicas cuyo faltante está por debajo de los estándares nacional e internacional.

El exdirector del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aseguró también que acabará con el maltrato que sufren adultos mayores y mujeres en las clínicas y hospitales de la ciudad, de la mano de la realización de mediciones sobre satisfacción del usuario en todos los niveles de atención tres veces al año.

Al presentar diagnóstico de la crisis en el sector salud local y su visión de la importancia de la prevención, el abanderado priista dio a conocer que 19.1 por ciento de los capitalinos no tiene acceso a servicios de salud.

Ello explica el incremento en la prevalencia de enfermedades crónico-degenerativas, así como de la obesidad y el sobrepeso.

Por ello urgió establecer un modelo preventivo que sea capaz de identificar la  patología mejorando la calidad de vida y así lograr incrementar la esperanza de vida en 21 por ciento.

Detalló también que, realizando compras de insumos para la salud a mejores precios, además de reiniciar la inversión en el sistema de salud, actualizar mediante plataformas tecnológicas los servicios médicos para garantizar un 100 por ciento de abasto de medicamentos.

Además, abundó, se mejoraría la calidad de los servicios médicos reduciendo los tiempos de espera en todos los niveles de atención ayudarán a incrementar la esperanza de vida en la ciudad.

Por otro lado, declaró que es necesaria una inversión de 500 millones de pesos para ampliar la cobertura del servicio médico en zonas alejadas y rurales, por medio de unidades médicas móviles.