Dos municipios de Chihuahua, libres de palomilla oriental de la fruta

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) emitió un acuerdo a través del cual declaró a los municipios de Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, en...

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) emitió un acuerdo a través del cual declaró a los municipios de Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, en Chihuahua, libres de la Palomilla Oriental de la Fruta.

El acuerdo, que se publica en el Diario Oficial de la Federación, declara erradicado el brote de la Palomilla Oriental de la Fruta (Grapholita molesta) en dichos municipios, plaga que afecta los cultivos de manzana, durazno, ciruela, pera, chabacano, cereza, nectarina y damasco.

La declaratoria impacta positivamente a una superficie de mil 663 hectáreas de durazno en dicho estado, el cual producen 23 mil 476 toneladas al año, con un valor comercial estimado en 204 millones de pesos.

De igual manera, beneficia a los productores de manzana de 28 mil 515 hectáreas, los cuales cuentan con una producción de 551 mil 466 toneladas y un valor comercial aproximado de tres mil 179 millones de pesos.

La Palomilla Oriental de la Fruta es una plaga que provoca la muerte progresiva de tallos y brotes, daño directo al fruto y favorece la incidencia de enfermedades en el cultivo, por lo que puede ocasionar pérdidas de hasta 60 por ciento de la producción.

Se detectó por primera vez en el año 2002 en los municipios de Casas Grandes y Nuevo Casas Grandes, en Chihuahua, ante lo que se implementó el Dispositivo Nacional de Emergencia.

Como resultado de las acciones de trampeo masivo y aplicación de formulaciones químicas para bajar las poblaciones de la plaga, en 2003 se logró controlar el brote y en 2009 y 2010 ya no se detectó presencia de la plaga en zonas comerciales ni en cultivos de traspatio.