El recién fallecido astrofísico Stephen Hawking es un ejemplo de fortaleza y persistencia, al reunir todos los elementos para ser el personaje más destacado de la ciencia en los últimos tiempos, señaló la doctora en Ciencias, Nora Eva Bretón Báez.

La investigadora titular del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) dijo a Notimex que existen muchas mentes brillantes en el campo de la ciencia contemporánea, pero que nadie había alcanzado una fama casi tan equiparable a la del físico Albert Einstein.

“Podemos mencionar por separado a científicos brillantes, personas con discapacidad y personas con un gran sentido del humor, carismáticas y con gran fortaleza en la vida, pero en Hawking lo encontramos todo en una persona, sin duda fue un personaje llamativo y emblemático”, afirmó.

La especialista en temas de relatividad y gravitación comentó que la dedicación del británico a la ciencia y la divulgación, pudo haberse debido también a sus problemas de salud, lo que lo motivó a ser un ejemplo para muchas generaciones.

“Hay que admirar su ejemplo de persistencia y fortaleza, ya que fue diagnosticado con Esclerosis Lateral Amiotrófica a los 21 años y le dieron sólo dos años de vida, sin embargo fue capaz de vivir 50 años más, para morir hasta la edad de los 76 debido a su entusiasmo por la vida”, expresó.

Manifestó que la pérdida del investigador británico repercutirá en el campo de la ciencia, pues era una constante de los científicos conocer la opinión de Hawking en los descubrimientos del universo, “y ahora ya no la vamos a obtener”, lamentó.

“Durante los congresos en Relatividad, él lanzaba afirmaciones o preguntas muy provocadoras y aunque algunas veces estuvo equivocado en sus apuestas, es una figura de la que estábamos pendientes, entonces deja un gran vacío en este sentido, aunque sus aportes aún se mantienen”, confesó.

Nora Bretrón recordó que sus aportes se distinguieron en el área de la física donde sentó las bases del estudio matemático de la relatividad general, los teoremas de singularidad y la estructura del espacio-tiempo.

Dijo que el astrofísico estudió la dinámica de los agujeros negros y demostró teoremas como el no decrecimiento del área del horizonte. Asimismo, recordó que fue él quien puso de manifiesto las bases de la teoría de la creación del universo por la forma de un Big Bang.

Sostuvo que en su tarea como divulgador, logró difundir conceptos matemáticos a un gran número de personas a nivel mundial, en especial a través de sus libros como “Breve historia del tiempo” que se publicó en 1988.

Desde el punto de vista de la investigadora, la aportación mayor del científico al mundo fue la llamada “Radiación de Hawking”, pues al amalgamar la mecánica cuántica con un “espacio curvo” dedujo la radiación del agujero negro, lo que pudo hacer que se le asociara a una temperatura.

“Esta idea no solo es importante en cosmología o gravitación, sino que ha llevado a que se busque en laboratorios los análogos de esta radiación para poderla detectar, es una aportación que ha inspirado trabajos en otros campos y que continuarán”, finalizó.