Miles de estudiantes de preparatorias de Florida salieron hoy de sus salones de clase para manifestarse por un mayor control de armas de fuego, a un mes de la masacre de la preparatoria Marjorie Stoneman Douglas en la que murieron 17 personas a manos del exestudiante Nikolas Cruz.

En punto de las 10:00 horas los estudiantes abandonaron sus aulas en la escuela Marjorie y durante 17 minutos estuvieron en el campo de futbol recordando un minuto a cada una de las víctimas que murió en la matanza en Parkland.

Los organizadores de la marcha a nivel nacional dijeron que el propósito era resaltar la "inacción del Congreso contra la violencia armada que plaga nuestras escuelas y vecindarios".

Se esperaba que unas 185 mil personas en 50 estados se unieran a la manifestación, con alrededor de tres mil 100 escuelas planeando participar, según dijo un organizador de Women's March a NBC News.

En la escuela Marjorie, escenario de la masacre, luego de que terminaron los 17 minutos, cientos de alumnos salieron por las puertas principales de la escuela ubicada en el condado de Broward y fueron a un parque cercano para un mitin en el que se pronunciaron por un mayor control de armas.

Una mujer afuera del plantel sostenía un letrero que decía: "Nuestros hijos no serán ignorados".

"Estamos aquí para apoyarlos al 100 por ciento. Este es el comienzo", dijo Allison MacLeod. "Se les unirán estudiantes de todos los Estados Unidos. Todos son parte de esta generación y no aceptarán esto. Habrá cambios".

Las escenas se repitieron en las escuelas del aledaño condado de Miami-Dade. En la escuela de Hialleah High los estudiantes abandonaron sus clases para estar presentes durante los 17 minutos en honor de las víctimas.

“Las leyes se pueden amoldar pero no van a cambiar, la gente no quiere perder su derecho a portar armas, pero necesitamos un mayor control de armas”, dijo Carlos Ortiz, uno de los jóvenes de la escuela de Hialleah.

El superintendente de las escuelas de Miami-Dade, Alberto Carvalho, también se hizo presente en una de las escuelas y marchó de la mano junto con los estudiantes. Carvalho se han pronunciado por no permitir armas de fuego dentro de los planteles educativos a pesar de que legislatura estatal aprobó la semana pasada que los maestros porten armas.

Además estudiantes de Conconut Grove decidieron tomar las calles y marchar hasta el edificio del Ayuntamiento. “Estoy aquí protestando para que los políticos hagan cambios reales para que no sean tan accesibles las armas para matar a tanta gente”, señaló una de las estudiantes.

Legisladores de Florida aprobaron la semana pasada un paquete de medidas de seguridad que eleva la edad legal para comprar fusiles, impone un período de espera de tres días para las ventas de todas las armas de fuego y permite armar a parte del personal de las escuelas públicas.