El delegado de la Profeco en Puebla, Alejandro García Mendoza, llamó a los consumidores a adquirir productos de Cuaresma en establecimientos que tengan precios a la vista, a fin de poder hacer un comparativo, además de buscar especies económicas que no afecten su bolsillo.

En entrevista con medios, tras una reunión con delegados federales del área económica, el funcionario de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) señaló que no se deben dejar guiar con los costos de un huachinango o robalo, debido a que hay especies más económicas y tienen el mismo poder de nutrición, así como buen sabor.

“Deben exigir el comprobante de pago, en donde todos los proveedores de bienes y servicio tienen obligación de expedir el mismo y si hay algún incumplimiento acudir con nosotros”, apuntó.

Dijo que si el producto está en mal estado pueden presentarse ante la Profeco, en donde se concretará para recuperar el dinero.

Además, buscarán evitar que quienes oferten un mal producto pongan en riesgo la salud de la población, en donde podrían imponer una medida precautoria, entre otros.

Subrayó que los precios de los productos de Cuaresma pueden ser consultados en la página de internet en la sección de Quién es Quién en los Precios, debido a que actualizan constantemente los mismos al llevar a cabo un monitoreo constante.

El funcionario federal mencionó que los productos principales de temporada son los pescados o el camarón, que son los que más se consumen, en el caso del pulpo y otras especies no son tan socorrida como lo es también la jaiba y el pescado, dijo.

Añadió que en el caso de los de mayor consumo, llegan a tener una variación de precios, por la propia demanda.

García Mendoza resaltó que hasta el momento han suspendido dos pescaderías por no tener precios a la vista. 

Sentenció que llevan a cabo el operativo de Cuaresma, por lo que personal de la Procuraduría estará laborando, sobre todo porque también coincide con la temporada vacacional.

Agregó que, la Profeco lleva a cabo aproximadamente 50 monitoreos y dependiendo del rango que estén verificando hacen de 12 a 15 operativos por día, de ahí, que a la semana llevan a cabo casi 400 revisiones en establecimientos con independencia de los precios.