Ambientalistas de Pronatura Noroeste realizaron el protocolo del programa de Monitoreo de Supervivencia Invernal (Mosi), para conocer las tasas demográficas de las poblaciones de aves en el río Colorado.

En un comunicado, el organismo ciudadano indicó que la labor se efectuó en dos sitios específicos, en el lugar de restauración Miguel Alemán y en el corredor ripario del delta o desemboque de dicho cauce natural.

Observó que es para conocer la persistencia y supervivencia de los adultos, por lo que un equipo de especialistas realizó el monitoreo que constó de cuatro pulsos distribuidos entre diciembre y marzo.

En el pulso realizado del 28 de febrero al 2 de marzo pasado se operaron, durante ocho horas, 16 redes de niebla en cada sitio, expuso.

"De las aves capturadas, se obtuvieron datos como edad, peso, sexo y condición corporal. Posteriormente los ejemplares fueron anillados y liberados", describió, por lo que se analizan los resultados.

Sobre la conservación de aves, Pronatura Noroeste indicó que el noroeste de México alberga más de 500 especies de aves, incluyendo 70 especies endémicas, muchas de las cuales son sumamente vulnerables y su conservación es una prioridad internacional.

"Trabajamos con éstas y otras especies de interés ya sea por su endemismo o por encontrarse amenazadas, así como con grupos prioritarios como son las aves playeras y marinas", destacó.

Al momento, tienen más de dos millones de aves de más de 100 especies bajo protocolos de monitoreo y conservación, en 16 sitios prioritarios, afirmó.

Entre los sitios prioritarios, mencionó delta del río Colorado, humedales del sur de Sonora, laguna Caimanero, humedales de Sinaloa, ensenada Pabellones, estero San José del Cabo, bahía Magdalena y el complejo lagunar Guerrero Negro y Ojo de liebre.