El Museo Nacional de Culturas Populares rendirá un homenaje póstumo a María Alicia Martínez Medrano, quien fuera fundadora del Laboratorio de Teatro Campesino e Indígena (LTCI).

La cita será el 20 de marzo en dicho museo, donde se realizará un conversatorio acerca de la carrera de la directora, a cargo de Elena Poniatowska, Raquel Sosa Elízaga y Luz Emilia Aguilar Zínser.

Así como la lectura en atril de las obras “El silencio de Dios” y “Los alaridos”, con la participación de las actrices Ana Ofelia Murguía y Angélica Aragón, y 10 actores pertenecientes al LTCI, bajo la dirección de Delia Rendón, se indicó en un comunicado de prensa.

María Alicia Martínez Medrano nació el 24 de noviembre de 1937 en Ciudad Obregón, Sonora. En 1959, mientras estudiaba la carrera de psicología en la UNAM, inició el desarrollo de un modelo de guarderías de excelencia, coordinando la edificación de la primera guardería del Centro Médico, antes de que éste fuera administrado por el IMSS. Posteriormente, fue contratada por el ISSSTE como Coordinadora General de Guarderías.

De 1965 a 1967, fue coordinadora del programa de Teatro del Instituto Nacional Indigenista en Puebla, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Chiapas y Yucatán. Fundó el Teatro Espacio del Sureste-Virgilio Mariel, donde articuló su programa para la formación de maestros y practicantes de distintas disciplinas teatrales.

Con ellas, constituyó la base de los Laboratorios de Teatro Campesino e Indígena. Allí se formaron los primeros maestros: Delia Rendón, Santos Gabriel Pisté y Pilar Jufresa. También estuvieron en esa etapa con María Alicia Graciela Buchanan, Joaquín Cortés y María Teresa Sansores.

Fue fundadora del Laboratorio de Teatro Campesino e Indígena (LTCI), con el que llevó las herramientas expresivas de la disciplina a varias comunidades en Tabasco: Tucta, Redención del Campesino, Oxolotán, Los Pájaros, Simón Sarlat, Villa Quetzalcóatl y Mazateupa, además de otras poblaciones en este país. Estrena "Una edad feliz" y "Bodas de sangre", de García Lorca, en versiones campesinas.

Durante sus últimos años de vida, continuó ofreciendo talleres en Xócén, Yucatán, con los maestros Silvia Esthela Duartes Rosas, José Gualberto Yerves Arias, José Floreto de la Cruz León, Anabely Morales Mendoza, Basilio Mis Nauat, Marbil Morales Mendoza y Martín Pérez Dzul. Falleció el 2 de febrero de 2018 en Mérida, Yucatán, a los 76 años.