El jefe de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional (Congreso) de Venezuela, Luis Florido, exigió hoy al gobierno que tome medidas para frenar el éxodo de ciudadanos que huyen de la crítica situación económica.

Florido dijo que la comunidad internacional debe presionar al gobierno para que cumpla su obligación de atender a la población, ya que el deterioro de la economía es la principal causa de la diáspora.

La Comisión de Política Exterior de la Asamblea realizó un foro para tratar el tema con especialistas, que alertaron sobre la importancia de que la comunidad internacional presione al gobierno para que cumpla sus obligaciones con la población.

"Los venezolanos están huyendo del país por la situación económica y social. Ese es el drama", señaló en el foro legislativo titulado "La diáspora venezolana, desafío para toda la región".

Los especialistas alertaron que más de cuatro de los 30 millones de venezolanos han salido del país en los últimos 10 años, aunque señalaron que la tendencia de los que “huyen” se incrementa.

Los países que se han visto arropados por la ola migratoria son principalmente Colombia, Brasil, Ecuador y Perú. Muchos venezolanos buscan oportunidades en países con libertad cambiaria para tener acceso a divisas convertibles.

Florido señaló que el “pésimo” manejo de la economía por parte del gobierno del presidente Nicolás Maduro es la principal causa del éxodo. "El gobierno no tiene ni idea de cómo se recompone la economía del país. Eso es traición a la patria", exclamó.

El diputado se refirió también a una denuncia que impulsa el partido Patria Para Todos, que apoya la reelección de Maduro, para acusarlo a él y al exjefe de la Asamblea Nacional, Julio Borges, por el cargo de traición a la patria, debido a sus gestiones en otros países para denunciar al gobierno por la diáspora de venezolanos.

"¿Quién traiciona el legado de Simón Bolívar y de Hugo Chávez? Los que están en el gobierno son los verdaderos traidores a la patria?", alegó.

En el encuentro en la Asamblea participaron diputados y expertos en temas internacionales, los cuales exhortaron al gobierno a atender los problemas del país como primer paso para frenar el éxodo.

Al respecto, el diplomático Óscar Hernández señaló que la ayuda de la comunidad internacional es fundamental para enfrentar la situación.

"Según estudios, cuatro de cada 10 venezolanos piensan irse porque hoy no tienen ni para comer. El caso de Venezuela requiere la cooperación internacional que obligue al gobierno venezolano a cumplir las obligaciones que tiene con el pueblo venezolano frente a la grave crisis humanitaria", dijo.

Indicó que si ya más de cuatro millones de venezolanos se han visto obligados a irse a otros países, alertó que “vienen cosas peores”, debido al colapso de la economía y el empeoramiento de crisis humanitaria.

"La diáspora venezolana es un desafío para los organismos internacionales. Es una tragedia por la pésima gobernanza a la que se ha sometido al pueblo venezolano”, señaló.