Carlos A. González, autor de “Ojos cafés”, uno de los temas emblemáticos de la época de los tríos en México, falleció esta madrugada en la capital regiomontana, informaron familiares del integrante de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM).

A través de redes sociales, Charlie González, cantante e hijo del compositor, con un “Hasta siempre y gracias…”, dio a conocer el deceso de su padre, nacido en 1930 en Monterrey, quien fue de profesión médico.

De acuerdo con la biografía publicada en la página de la SACM, Carlos Aurelio González Villarreal, su nombre completo, conoció a los 18 años a quien sería su esposa, Esthela Gloria Delgado, la musa inspiradora para componer “Ojos cafés”.

Dicho tema se lo interpretó inicialmente el Trío Copacabana, agrupación que, al trasladarse a la Ciudad de México, se convierte en el Trío Monterrey, para plasmarlo en una grabación que sería de los grandes boleros de la época.

De esta forma, se señala en la semblanza, el corte se escuchó por primera vez en una radiodifusora, el 11 de febrero de 1951; fue la obra que mayores satisfacciones le dio e incluso posteriormente fue grabada por intérpretes como: Los Dandys, Vicente Fernández, Carlos Cuevas, Trío Canta Recio y el Cuarteto Armónico.

Otras composiciones de la inspiración del compositor regiomontano fueron: "Divina tú", "Mujercita", "Ansias de ti", "Aquí estoy", "Nuestro aniversario", "Eternamente", interpretadas por Ana Gabriel y Guadalupe Pineda, y "Tú lo eres todo", ejecutada también por Los Dandys.

En octubre de 2008, el maestro Carlos A. González recibió la presea Trayectoria 25 y más…, que otorga la SACM a sus socios como homenaje a su carrera en la creación musical.

En 2016, en el ciclo “Café con historia y romance”, realizado en el Museo de Historia Mexicana, la Asociación Estatal de Cronistas Municipales de Nuevo León “José P. Saldaña”, le rindió un homenaje a Carlos A. González.

En esa ocasión, la Banda de Música del Gobierno del estado de Nuevo León y su hijo Charlie, interpretaron temas como “Tú lo eres todo” y “Ojos cafés”.