Mediante los sensores remotos instalados en los accesos carreteros a la Ciudad de México provenientes de Cuernavaca, Pachuca, Puebla y Querétaro, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) detectó 460 vehículos con emisiones superiores a la norma.

A tres semanas de haber arrancado por tercer año consecutivo la Campaña de Detección y Sanción de Vehículos Ostensiblemente Contaminantes 2018, que estará vigente hasta el 15 de junio, se han realizado cinco mil 433 mediciones en las entradas a la capital.

El organismo recordó que las fuentes móviles contribuyen con el 78.5 por ciento de óxidos de nitrógeno (NOx) y el 20 por ciento de compuestos orgánicos volátiles (COVs), principales precursores de ozono.

Refirió que la campaña forma parte de una serie de acciones y medidas para contribuir a mitigar los efectos negativos de esos contaminantes durante la Temporada de Ozono 2018, que inició el pasado 14 de febrero.

Destacó que pese a las condiciones desfavorables que han imperado desde el pasado 15 febrero, no ha tenido que declarar ninguna contingencia ambiental.

En ese sentido, la Came exhortó a los ciudadanos a que verifiquen que el automóvil se encuentre en óptimas condiciones físicas y mecánicas, llenar el tanque de gasolina por las noches, no encender fogatas ni quemar basura, llantas u otros materiales.

Pidió mantenerse informados sobre las condiciones ambientales a través de la página https://www.gob.mx/comisionambiental y/o de las redes sociales @CAMegalopolis y www.facebook.com/pg/CAMegalopolis.