La Dirección de Protección Civil de Nuevo León declaró extinto el incendio forestal que desde el domingo anterior se registró en la Sierra de Santiago y que afectó una superficie aproximada de seis hectáreas de matorral bajo.

Miguel Ángel Perales Hernández, subdirector operativo de la entidad estatal, informó que, con el trabajo conjunto de distintas corporaciones, se controló anoche el siniestro, pero continúan con labores de observación en el área afectada.

“Terminamos labores con un 100 por ciento de control en el incendio, pero estaremos en la siguiente etapa que será de vigilancia porque un incendio forestal puede emitir humo que no se haya detectado en el trabajo que se realizó”, dijo.

Refirió que durante la noche del domingo anterior se reportó a través del servicio 911 el referido incendio en el paraje Los Comales, ubicado entre Puerto Genovevo y El Manzano, en Santiago, a unos 40 kilómetros al sur de Monterrey.

De inmediato, agregó, elementos de Protección Civil de Nuevo León iniciaron el operativo de respuesta oportuna con ataque directo y al día siguiente se habilitó una helibase ubicada en las canchas de la comunidad de El Refugio, mientras que elementos de diferentes corporaciones se sumaron también a las tareas.

En total, precisó Perales Hernández, trabajaron en conjunto 71 elementos, entre ellos de Protección Civil de Allende, García, y Guadalupe, así como de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), brigadas de El Manzano y Laguna de Sánchez, además de Fuerza Civil.

En estos trabajos, dos helicópteros del gobierno estatal lanzaron descargas de agua en la superficie siniestrada, ubicada en una zona de alto riesgo por la zona boscosa, añadió.

El subdirector operativo de Protección Civil estatal señaló que fue un incendio ecológico, toda vez que en su mayoría se consumió matorral bajo, arbusto y hojarasca.