Autoridades del gobierno de Morelos entregaron constancias de participación a 187 líderes religiosos de 57 congregaciones de los municipios de Jiutepec, Cuernavaca, Yautepec y Cuautla, tras concluir el curso básico en materia de Protección Civil.

El objetivo de esta capacitación fue dar a grupos y asociaciones religiosas información, técnicas y procedimientos adecuados para que sus dirigentes sepan actuar de manera oportuna ante cualquier contingencia o situación de riesgo.

El coordinador estatal de Protección Civil Morelos (CEPCM), Francisco Javier Bermúdez Alarcón, subrayó que el gobierno estatal cumple con el compromiso de hacer de los lugares públicos y de encuentro de la sociedad, como los templos religiosos, lugares seguros para sus asistentes.

A su vez, el subsecretario de Asesoría y Atención Social, Leonel Portillo Ayala, destacó la importancia de estos procesos de capacitación para comunidades específicas, toda vez que los convierte en centros multiplicadores de información para prevenir riesgos.

“A partir del sismo del pasado 19 de septiembre, el gobernador Graco Ramírez dio la instrucción de que se aplicaran políticas públicas en torno al fortalecimiento de la cultura de protección civil y atención a situaciones de riesgo que permitan a la ciudadanía tener los conocimientos necesarios para salvaguardar su integridad ante alguna contingencia”, indicó.

En su oportunidad, el titular de la Dirección General de Asuntos Religiosos, Edgar Arturo Guadarrama, agradeció y reconoció el interés y participación de los líderes de las congregaciones que asistieron, al tiempo de pedir a los presentes que pongan en práctica lo aprendido y también lo enseñen a su comunidad.

El funcionario detalló que en dicha capacitación se abordaron temas sobre primeros auxilios, plan familiar de protección civil y combate a incendios, entre otros.

Guadarrama García explicó que el proceso de capacitación permanece en una segunda etapa comprendida del 12 al 16 de marzo, durante la cual se impartirá el curso para avanzados denominado “Formador de formadores”.

Esta segunda etapa tiene como objetivo principal crear asesores internos que estarán certificados por la CEPCM para diseñar e implementar dentro de cada congregación participante su propio programa de Protección Civil.