El próximo 23 de marzo se realizará una nueva emisión de bonos por hasta mil 500 millones de dólares, a fin de contar en total con ocho mil 500 millones de dólares para asegurar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El titular de la dependencia federal, Gerardo Ruiz Esparza, dijo que con ello se traza la ruta para continuar con dicha infraestructura aunque, afirmó, “cada quien asumirá sus responsabilidades”.

“Habrá una nueva emisión de bonos a las Afores para apoyar la construcción del aeropuerto. Van a hacer ocho mil 500 millones de dólares ya comprometidos que están respaldando la construcción de este aeropuerto”, dijo al término de la clausura de los trabajos de la Asamblea General Ordinaria de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

Precisó que con dichos recursos se estará asegurando no solo la construcción de la primera etapa del NAIM, la cual estará a finales de 2020, sino el proyecto en su totalidad.

Además, reiteró que la edificación del nuevo aeropuerto es autofinanciable, debido a que se pagará a través de lo que se recaude por la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) del actual aeropuerto capitalino, por lo que no aplica deuda pública.

“Son totalmente con recursos propios del aeropuerto. Y vendrá una riqueza todavía mayor que va a pagar más cosas, todo el área comercial, lo que es la ciudad Aeropuerto que va a generar un ingreso mayor para la propia zona. Los recursos están totalmente garantizados”, insistió el funcionario.

De acuerdo con el titular del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), Federico Patiño, será el 23 de marzo cuando se emita la emisión de bonos por entre mil y mil 500 millones de dólares a través de la Fibra E.

“Son seis mil millones de dólares que ya captamos, mil millones de dólares a través de una línea de crédito contingente que está en negociación y entre mil y mil 500 millones de dólares a través de la Fibra E para hacer el proyecto autofinanciable”, explicó.

Puntualizó que dicha Fibra va dirigida hacia fondos de pensiones e inversionistas institucionales nacionales y extranjeros, y que del total de los ocho mil 500 millones de dólares, seis mil millones se emitieron en bonos verdes, mil millones a través de un fondo revolvente y entre mil y mil 500 millones de dólares por la Fibra E.

Ruiz Esparza dijo además que pensar en comprar un terreno de cinco mil hectáreas para construir un nuevo aeropuerto como el que actualmente se edifica, a 300 pesos por metro cuadrado, costaría unos 150 mil millones de pesos, por lo que el costo total se estaría destinando solo para comprar el terreno, “ya no digamos la construcción”.

Insistió en que es imposible tener un nuevo aeropuerto en la base de Santa Lucía, ya que de acuerdo con expertos en el tema, los espacios aéreos son incompatibles, no pueden operar la mismo tiempo, por lo que se tendría que buscar otro sitio.